«La figura del Rey está totalmente legitimada»

Isabel Celaá, en la galería interior del edificio que alberga el Ministerio de Educación./Alberto Ferreras
Isabel Celaá, en la galería interior del edificio que alberga el Ministerio de Educación. / Alberto Ferreras

La cara visible del Consejo de Ministros defiende que si el PP rechaza el techo de gasto privará de nuevos recursos a los ciudadanos

ALFONSO TORICES y PAULA DE LAS HERASMadrid

Isabel Celaá (Bilbao, 1949) es desde hace mes y medio un rostro popular para todos los españoles. Está experta educativa y experimentada socialista vasca, con tres décadas en primera línea alternando cargos de responsabilidad en el Parlamento de Vitoria y en el Ejecutivo de Euskadi, tiene un difícil encargo de Pedro Sánchez. Es al tiempo la portavoz que cada viernes, tras el Consejo de Ministros, da la cara por un Gobierno con ambiciosos planes pero con la fragilidad de una evidente minoría parlamentaria, y la ministra que quiere desmontar antes del curso 2019-2020 los aspectos más polémicos de la Lomce (la ley educativa del PP) sin truncar por este vidrioso camino la posibilidad de atraer a los populares a un amplio acuerdo por la educación, objetivo aún inédito en democracia. En la breve charla que permite su repleta agenda responde a cuestiones que protagonizarán el próximo otoño político, que promete ser más caliente que el propio verano.

-Las grabaciones de Corinna zu Sayn-Wittgeinstein que apuntan a que el rey Juan Carlos tenía cuentas en Suiza y cobró comisiones han generado un enorme revuelo. ¿Sigue creyendo que no afectan a la imagen de la Corona?

-Estamos absolutamente seguros de que dichas grabaciones no afectan al jefe del Estado,pero en este momento estamos en que el director del CNI va a comparecer en el ámbito parlamentario. Vamos a escucharle y vamos a analizar. Y después se actuará.

-Sus socios parlamentarios reclaman una comisión de investigación sobre este asunto. ¿Por qué creen que es mejor esta intervención a puerta cerrada cuando el propio Felipe VI al inaugurar su reinado prometió transparencia y regeneración?

-El mensaje está ya formulado: vamos a actuar paso a paso, como corresponde un Gobierno responsable. Y lo primero es oír al director del CNI.

-¿O sea que no cierran la puerta una comisión de investigación?

-El mensaje está dado.

-En este escenario, vistas las dudas que plantean algunos partidos sobre la Monarquía y las críticas de las fuerzas secesionistas en Cataluña al papel de Felipe VI, ¿convendría legitimar al Rey con el referéndum de una reforma constitucional?

-La figura del Rey está totalmente legitimada. No necesita complementos para su legitimación. Otra cosa diferente es que nosotros, el Gobierno, veamos positivo explorar posibilidades para adentrarnos en una revisión de la Constitución. Para eso hay una comisión en el Congreso, en la que ahora mismo están presentes tanto el Grupo Popular como el Grupo Socialista.

-¿Cree que será posible atraer al resto de partidos, sobre todo a los independentistas?

-Estamos labrando un camino que ya sabemos que tiene dificultades. Todo el enconamiento que se ha producido en los últimos años y que ha taponado las vías políticas no se resuelve ni en un día ni en un mes. Pero es preciso recorrerlo. Creo que esta apertura que se ha hecho con la Comisión Bilateral Estado-Generalitat está ayudando.

-Tras la reunión de Sánchez con Quim Torra, la vicepresidenta Calvo se jactó de que al anterior Gobierno le habían hecho dos referéndum mientras que éste había conseguido sentar al presidente de la Generalitat en un mes. ¿No cantó victoria demasiado pronto?

-Yo creo que no. Lo que hizo fue describir la realidad en un momento concreto. Al Gobierno de Mariano Rajoy, que si algo hizo con Cataluña fue mantenerse inactivo, se le plantearon dos referéndum. Y, sin embargo, el Gobierno del presidente Pedro Sánchez ha conseguido, y no es poco, mantener un diálogo interinstitucional. Y ha dado una esperanza.

-El miércoles, el portavoz de Esquerra, formación que supuestamente se mueve ahora en el secesionismo posibilista, dijo que les abocaban ustedes a la desobediencia si niegan la posibilidad del referéndum de autodeterminación...

-Bueno, cada grupo parlamentario mantiene la retórica que le parece más deseable en cada momento. Lo importante es hablar. Lo importante es avanzar y como no se avanza de ninguna de las maneras es cuando las posiciones permanecen cerradas. La solución para Cataluña se logrará votando, pero votando acuerdos, no propuestas para la ruptura. Queremos una Cataluña que vuelva porque Cataluña es parte de España y la sociedad catalana se siente así; hay muchísimos lazos políticos culturales y económicos. Se trata de volver sobre los pasos y procurar que podamos llegar a un diseño que acomode la solución para Cataluña dentro de la ley.

«Habrá exhumación de Franco con total garantía y respeto a lo que son unos restos humanos»

-¿Están preparados si se da ese escenario de desobediencia?

-El Estado de derecho tiene todos los instrumentos a su alcance. Y el Gobierno de España trabaja con el Estado de derecho y cumpliendo la ley.

-En la oposición, pocos días antes de llegar al Ejecutivo, Pedro Sánchez dijo que impulsaría una reforma del Código Penal para adecuar el delito de rebelión a los tiempos actuales. ¿Por qué se ha aparcado ese asunto?

-El Ministerio de Justicia está haciendo una reflexión sobre los tipos y tiene una Comisión General de Codificación y estoy absolutamente segura de que todo eso será objeto de reflexión.

-Los secesionistas sostienen que tras la sentencia del tribunal de Schleswig-Holstein la Fiscalía debería pedir la libertad de los presos por el 'procés'. ¿El Gobierno está cómodo con la prisión preventiva de los encausados por el proceso de ruptura?

-No me corresponde a mí contestar esa pregunta de ninguna de las maneras. El Gobierno respeta absolutamente las decisiones del Tribunal Supremo español, pero sabe que efectivamente en este momento lo que dice un tribunal europeo y lo que dice el español no es coincidente y es una cuestión para decidir por los jueces. La prisión preventiva también ha de ser decidida por los jueces.

La ministra revisa los documentos que tiene sobre su mesa de trabajo.
La ministra revisa los documentos que tiene sobre su mesa de trabajo. / Alberto Ferreras

-Esta semana el Gobierno ha recibido un revés en el Congreso con la votación de RTVE ¿Le preocupa que esta sea la tónica de la legislatura?

-Entendemos que la labor que nosotros estamos haciendo y tenemos voluntad de hacer ha de ser correspondida también por las fuerzas políticas. El problema de RTVE no era solo de manipulación, no era solo de descontrol, es del modelo audiovisual y es preciso una reflexión al respecto. No salió y esto hace que sea el Gobierno quien tenga que nombrar una autoridad independiente. Nosotros queremos gobernar con el Parlamento y con la gente, de manera colaborativa. ¿Nos preocupa la falta de apoyos? Para muchas de las cosas que tenemos que hacer estamos seguros de que sacaremos la mayoría suficiente.

-El primer reto será sacar adelante los objetivos de estabilidad presupuestaria que acompañan al techo de gasto, fundamentales para la elaboración de los Presupuestos. Necesitarán el sí del PP en el Senado. ¿Cree que hay opción de conseguirlo?

-Nosotros hemos presentado un techo de gasto justo para que mejoren las condiciones de la vida de las personas. Si las Cortes rechazan el nuevo objetivo de estabilidad presupuestaria podremos hacer los Presupuestos igual, pero ni las comunidades autónomas ni la Seguridad Social van a poder disfrutar de esas décimas más de déficit, cinco, en torno a 6.000 millones de euros, que conseguimos la semana pasada en Bruselas y que va a permitirles respirar. Cada quien tendrá que explicar qué voto da. Pero no sería explicable que se vote en contra salvo que se pretenda combatir la legitimidad del Gobierno y se le quieran poner obstáculos perjudicando a los ciudadanos .

-¿Habrá exhumación de los restos de Franco aunque la familia se oponga a su traslado?

-Habrá exhumación. Con total garantía y respeto a lo que son unos restos humanos.

«La ley que corregirá la Lomce llegará al Congreso en enero»

-¿Cuándo enviará al Congreso la ley que cambiará los puntos más polémicos de la Lomce?

-Esta ley, que corregirá los aspectos de la Lomce que más han perturbado la educación por haber vulnerado claramente el principio de igualdad de oportunidades, queremos que entre en funcionamiento en el curso 2019-2020. El anteproyecto se aprobará en un Consejo de Ministros a final de año y el proyecto de ley se remitirá al Congreso para su debate y aprobación en enero próximo.

-Tiene 84 diputados, el PP no parece dispuesto a apoyar una reforma que tilda de «unilateral» y Ciudadanos no quiere mezclarse con los nacionalistas. ¿Con qué mayoría aprobará esta ley, con la misma que respaldó la moción de censura a Mariano Rajoy?

-Eso es algo que desconocemos todavía. No renuncio en absoluto a acordarla con todos los grupos políticos. Nosotros nos hemos limitado a presentar nuestro proyecto inmediato, pero estamos abiertos a tratar distintos asuntos con todas las fuerzas políticas.

-¿Se reducirán plazas en los centros concertados si no se cubre la oferta en los colegios públicos de su zona?

-Nosotros todavía no hemos empezado a trabajar con la concertada. Hemos anunciado lo que será el principio general: que la escuela pública es centro y referente del sistema. Porque son las administraciones públicas quienes deben garantizar el derecho constitucional de la persona a ser educada. En nuevos asentamientos poblacionales, la primera que ha de ofertar plazas es la educación pública, porque tiene la obligación. La educación concertada tiene libertad para concurrir con la oferta pública. Y podrá querer hacerlo o no. Pero la educación concertada ha de ser complementaria de la pública.

-¿Qué se puede hacer para evitar que algunos colegios concertados seleccionen el perfil de los alumnos que admiten?

-Es una cuestión interesante, porque a veces la libertad de elección de las familias ha venido a ser sustituida por la libertad de elección de los centros. Aquí hay que entrar con profundidad y en un análisis riguroso. La libertad de elección habitualmente solo puede ser ejercida por aquellos que tienen más poder para ejercerla. Hoy la educación pública es la que atiende población que requiere más esfuerzo por parte de los profesionales. Estoy hablando de inmigrantes que hablan distintas lenguas, de necesidades educativas especiales. Tenemos que hacer corresponsable a todo el sistema de las necesidades educativas especiales o que requieren mayor esfuerzo. El objetivo es conseguir que nadie se quede atrás.

-Va a tratar de convencer a los colegios concertados de educación diferenciada de que dejen de separar a los alumnos por sexos. Pero, si no lo consigue, ¿cambiará la ley para que no puedan recibir subvenciones públicas?

-No voy a hacer futuribles. Soy optimista por naturaleza. El Constitucional afirma que estos centros de educación diferenciada son constitucionales, lo que no quiere decir que la coeducación no lo sea. El Gobierno piensa con toda claridad que la coeducación es mejor que la educación diferenciada. Salvaguarda el principio de igualdad y acostumbra a mujeres y hombres a convivir y a respetarse, algo muy importante. Abriremos un espacio de diálogo con los pocos centros que aún no han evolucionado a la coeducación y veremos cuál es el resultado.

-Cuando haga la reforma, ¿los alumnos que no pidan cursar Religión tendrán que dar otra materia en ese horario escolar?

-La Religión será voluntaria para el alumno y de oferta obligada para el centro. Hasta ahora, con la Lomce, la Religión tenía una asignatura espejo, los Valores Éticos. Ahora los Valores Cívicos serán una asignatura obligatoria para todos los alumnos. La Religión no tendrá asignatura espejo. Los alumnos que no elijan Religión no tendrán que cursar ninguna otra asignatura.

-¿Va a impulsar algún tipo de foro concreto, como fue la subcomisión del Congreso, para reintentar un pacto de Estado por la educación?

-Trabajaremos en los acuerdos por la educación con los distintos agentes sociales, con la comunidad educativa y con las fuerzas parlamentarias. Pero creemos, por lo que nos dicen prácticamente la totalidad de las fuerzas parlamentarias, que el camino de la subcomisión está agotado. Ha habido comparecencias de mucho interés y los grupos parlamentarios han sabido sacar conclusiones de ellas e, incluso, han identificado puntos de entendimiento que podremos aprovechar para seguir el camino en busca del acuerdo.

-Sus potenciales socios legislativos esperan un guiño inmediato. ¿Cuánto va subir el presupuesto del Ministerio de Educación en 2019?

-Cuánto aún no le puedo decir. Lo que sí puedo decir es que la educación, la Formación Profesional, las becas... tendrán una senda de crecimiento. Una senda de crecimiento orientada a conseguir un gasto en relación del PIB como del 5% en torno al año 2024 o 2025. No puede volver a ocurrir lo que sucedió durante la crisis, porque la educación es algo que no se puede recortar. El primer pacto entre las fuerzas políticas ha de ser la garantía de la continuidad de los recursos en la educación.

-A partir de septiembre promete negociar importantes cambios en el modelo de becas. ¿Aceptará que con una nota de 5 un estudiante con pocos recursos pueda lograr una beca completa, sin exigirle el actual 6,5?

-Aún no puedo hablar de cambios concretos, porque hay que ver el nuevo diseño en su conjunto. Pero sí que vamos a cambiar el modelo de becas para que las personas tengan más garantías, más seguridad y también para que haya más recursos.

-¿Tiene alguna fórmula o incentivo para tratar de que el profesorado más preparado recale o no abandone los centros con alta concentración de alumnos de familias de bajo nivel socioeconómico?

-Pondremos algún incentivo, porque nuestro objetivo es tratar de manera muy especial a aquellos alumnos amenazados por el abandono escolar temprano. Para ello tendremos que identificar qué centros trabajan con la población más desfavorecida y procuraremos atraer a buenos profesionales a esos lugares.

-¿La vacuna contra el abandono educativo temprano es la potenciación de la Formación Profesional?

-Es uno de los factores más importantes. La FP va a ser central en este ministerio. Por eso la lleva en su propio nombre. Queremos hacer un sistema integrado entre la formación inicial, que oferta el ministerio, y la formación ocupacional para el empleo y continua, que oferta Trabajo. Queremos que ambas formaciones confluyan, porque hay personas cualificadas por la calle, pero que no tienen ni una certificación profesional ni una titulación. Y deben poder tenerla. Los centros educativos van a preparar y titular en formación inicial por la mañanas y atender a las empresas en sus necesidades de formación continua y ocupacional por la tarde y noche. Además, queremos visibilizar las experiencias de éxito en la FP y hacerla converger con el mundo del trabajo, del mercado, de la empresa, y que los alumnos puedan formarse en el centro educativo y también en la empresa.

 

Fotos

Vídeos