Incertidumbre entre los afectados ante la decisión del Supremo

Hipotecados, como Silvia, han  paralizado la reclamación de los gastos de su hipoteca a la espera de saber si también pueden incluir el impuesto de actos jurídicos documetnados. En el caso particular de Silvia la diferencia es de reclamar 600 euros a reclamar 1.500 euros más. Sobre la decisión que puede tomar el alto Tribunal hay casi tanta división como entre los propios magistrados. Una de las mayores incertidumbres es quién podrá reclamar si se ratifica la sentencia. Los afectados defienden que cualquiera que haya firmado una hipoteca. Sostienen que "4 años es una limitación tributaria pero si uno ha firmado una cláusula abusiva la posibilidad de reclamar esa cláusula abusiva sigue estando abierta". El embrollo es tal que se da por hecho que el que pierda acudirá a la Justicia europea. - Redacción-