Iglesias reúne a la cúpula de Podemos para analizar la caída del 28-A y reordenar el partido

El líder del partido de Unidas Podemos, Pablo Iglesias./EFE
El líder del partido de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. / EFE

Expondrá ante los suyos su oferta de un Gobierno de coalición con el PSOE

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Tras una semana de reflexión, Pablo Iglesias se encerrará este lunes con su Consejo Ciudadano -máximo órgano de Podemos entre asambleas- para analizar las causas de la caída electoral y el horizonte que se abre tras los resultados del 28-A, en el que se dejó por el camino un millón y medio de votos con respecto a 2016.

La formación morada mantuvo el mutismo toda la pasada semana. Es una norma que ha impuesto Iglesias antes de las grandes citas internas para evitar las especulaciones o evidenciar las peleas entre corrientes que tanto daño han causado en el pasado a la formación.

El candidato de Unidas Podemos expondrá ante los suyos su oferta de un Gobierno de coalición con el PSOE, algo que, de momento, Pedro Sánchez trata de evitar. No obstante, Iglesias jugará todas sus cartas para que en el próximo gabinete, hasta el punto que desde su formación se ha dejado abierta la puerta de votar en contra de la investidura de Sánchez, lo que podría dar lugar a una nueva repetición electoral.

Situación interna

Según señala Podemos, la reunión de este lunes «servirá de impulso antes del inicio de la próxima campaña electoral, a la que la formación política dedicará buena parte de sus esfuerzos durante las próximas semanas».

No obstante, a buen seguro se tratará la posibilidad de la convocatoria de un nuevo Vistalegre 3 que reordene el partido tras la escisión del sector afín a Íñigo Errejón. Sería un cónclave ante el que Iglesias debería deshojar la margarita entre volver a pedir la confianza de la militancia para mantenerse al frente del partido o ceder el testigo a Irene Montero. Entrar en el Gobierno, en cualquier caso, podría aplazar la posible salida de la política y el regreso a la docencia universitaria del secretario general de Podemos. De momento, según dijo Iglesias durante la campaña de las generales, sus planes pasan por permanecer cinco o seis años en el Congreso, pero remarcó a continuación, serán los afiliados de Podemos los que decidirán quién lleva las riendas del partido. «Como han hecho siempre», zanjó.