Una hilera de globos para unir a dos barrios vecinos separados por la movilidad

Los barrios de Las Tablas y Santa Ana, en Madrid, son prácticamente contiguos. Viajar de uno a otro en coche supone un viaje de cinco minutos. Sin embargo, los accesos peatonales son prácticamente inexistentes. Los barrios del norte de Madrid están conectados por un único túnel, reservado para el uso de ciclistas. Las asociaciones de vecinos de Las Tablas y Santa Ana han vuelto a salir a las calles para exigir la puesta en marcha del proyecto urbanístico Madrid Nuevo Norte, que promete mejorar la movilidad y la habitabilidad del norte de la capital. Este año, los vecinos han realizado una serie de yincanas para que las familias de ambos barrios reivindiquen una mejor conexión. También han unido las dos zonas mediante un hilo de globos, simbolizando así la estrecha distancia que les divide y la urgencia de facilitar una movilidad más efectiva.