Harrera logra trabajo para 159 expresos de ETA en ocho años

La asociación asistencial celebra el sábado su asamblea general tras haber ayudado a 350 exreclusos desde 2012

Jorge Sainz
JORGE SAINZ SAN SEBASTIÁN.

Harrera Elkartea, la asociación de asistencia social y jurídica a expresos de ETA, celebra este sábado su asamblea anual en Elgeta, tras seis años de andadura en la que ha ayudado a 350 reclusos una vez que han salido a la calle, según datos de la asociación. En este periodo, que abarca hasta el ejercicio 2018, ha encontrado trabajo a 159 de ellos. El balance de Harrera se completa con ayuda económica a 210 antiguos internos, asistencia sanitaria, tanto de salud como psicológica, para 287 personas y ayuda administrativa a 133 para cuestiones como sacarse el DNI, o el carnet de conducir.

Tras hacer un balance «positivo» de estos seis años, la asociación que preside Sebas Barinagarrementaria, y que cuenta entre sus miembros más destacados al expreso y abogado Juan Karlos Ioldi, presentará este sábado a examen el trabajo de este 2018.

Según los datos de la asociación, cuyo carácter es mera y exclusivamente asistencial, 36 expresos fueron ayudados el pasado año. Harrera logró encontrar trabajo a 19 expresos, diez de ellos con contrato fijo, siete temporal y dos en prácticas. Ha conseguido ayudas sociales económicas para 21 antiguos internos que no tenían recurso alguno, amén de ayudas puntuales para 14 excarcelados. La ayuda sanitaria ha alcanzado a 23 personas, centrada básicamente en oftalmología, odontología y psicología, áreas en las que más trabajan por las consecuencias físicas y psicológicos derivadas de la prisión. En el balance administrativo, figuran 19 expresos a los que se ayudó a sacar el carné de identidad, y diez que fueron asesorados para lograr el permiso de conducir.

Harrera cuenta con 3.000 socios y otros 300 colaboradores que realizan aportaciones voluntarias.

También se ha prestado ayuda a docenas de expresos de ETA retornados a Euskadi desde el extranjero, una vez que no tienen ya causas pendientes con la justicia. Este año, en este apartado se cuentan siete personas.

Esta asociación asistencial se enfrenta a nuevos retos con la paulatina salida de más futuros expresos una vez que cesó la violencia y van cumpliendo las condenas. En este sentido, Harrera alerta sobre las «dificultades» que acarrea la reintegración y resocialización de las personas que salen a la calle de prisión.