Granados implica a Aguirre, González y Cifuentes en la financiación ilegal del partido

A su llegada Granados promete a la prensa que dará respuestas, pero antes se las ha dado al juez.  Asegura que no ha venido a acusar a nadie, solo a defenderse.  Y lo hace a petición propia, tirando de memoria, porque aportar no aporta prueba alguna para decir que hubo una campaña paralela de refuerzo a la campaña de Aguirre, controlada por Ignacio González.  A Cifuentes no la ha mencionado ante la prensa pero si lo ha hecho ante el juez.  Por primera vez les ha implicado en la financiación ilegal del partido, les señala como responsables y supervisores de todo: De los nombramientos y también de la financiación.Granados da su versión, poco después de que su antiguo amigo David Marjaliza le haya puesto en serios aprietos al declarar sin tapujos sobre el enriquecimiento sistemático a través de obra pública.El Ministro de Justicia, el único dirigente popular que ha hablado de este asunto, recuerda que para acusar, hay que aportar pruebas e insiste en que todo este asunto pertenece al pasado.  Un pasado todavía sin aclarar, como el millón de euros que tenía Granados en Suiza, o el que encontró la policía en casa de sus suegros: Eso queda para el turno de fiscalía y acusaciones particulares.