El Gobierno Vasco pide «huir» de la hipótesis de otros comicios y alerta del riesgo de que ganen «las tres derechas»

Josu Erkoreka. / E. P.
Josu Erkoreka. / E. P.

Erkoreka advierte de que un hipotético Ejecutivo central formado por PP, Ciudadanos y Vox podría «ser fatal» para el autogobierno vasco

J. ARTOLASAN SEBASTIÁN.

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, reforzó ayer el mensaje favorable a que Pedro Sánchez logre articular una mayoría que le permita ser investido presidente en septiembre y evitar así una repetición electoral que elevaría la «gravedad» del actual bloqueo político en el Estado. El consejero del PNV aseguró que el gabinete de Iñigo Urkullu quiere «huir» de un escenario de nuevas elecciones generales porque «el riesgo» de que pueda ganar «la unión de las tres derechas» -en referencia a PP, Ciudadanos y Vox- podría «ser fatal» para el autogobierno vasco.

Erkoreka advirtió, en una entrevista a Europa Press, de la situación de «creciente gravedad» que viven las instituciones vascas por «el parón» que ha sufrido el Gobierno central «en el corazón» de la legislatura autonómica, lo que ha ralentizado algunas inversiones del Estado y, sobre todo, ha congelado el proceso de transferencias pendientes que habían puesto en marcha los gobiernos central y vasco antes del adelanto electoral en España. El consejero de Gobernanza Pública y Autogobierno alertó también del «daño» que provocaría que esta situación de interinidad del Gobierno central se prolongara durante varios meses más.

El portavoz del Ejecutivo de coalición de PNV y PSE subrayó que «no hay razón para unas segundas elecciones», y añadió que, «si se quiere realmente y se pone empeño, se puede» conformar un Ejecutivo. «La sociedad española, y por supuesto la vasca, no entendería que, por incapacidad, por falta de voluntad o por falta de destreza, sea imposible alcanzar un acuerdo que, sin embargo, en otros ámbitos territoriales, como en el caso paradigmático de Navarra, se ha demostrado posible», señaló.

A juicio de Erkoreka, la ciudadanía «no lo toleraría», y tampoco «sería objetivamente positivo para la estabilidad de las instituciones y para el desarrollo económico, que requiere un marco de confianza y estabilidad».

El consejero jeltzale recordó que el Gobierno Vasco «se ha venido resistiendo a situarse en la hipótesis de una repetición electoral». «El lehendakari y yo mismo, en numerosas ocasiones, hemos dicho que no hay razones para repetir las elecciones porque el dictado de las urnas es claro, exige inexorablemente acuerdos, y las formaciones políticas están llamadas a formalizar esos pactos», apuntó.

Planteamientos antagónicos

Erkoreka destacó que «uno de los grandes riesgos que entrañaría una repetición de los comicios, más allá de que dilataría excesivamente la interinidad actual, es que fuera posible la constitución de un Ejecutivo con formaciones políticas de derechas», cuyos planteamientos serían «antagónicos» a los del programa de Gobierno en Euskadi.

«Es un escenario del que nos gustaría huir todo lo posible porque el riesgo es real, podría ocurrir y las consecuencias para el autogobierno vasco podrían ser fatales», alertó.

El portavoz del Gobierno Vasco subrayó que cualquiera de las combinaciones de la derecha es «francamente negativa» para el cumplimiento íntegro del Estatuto de Gernika. Tras remarcar la posición que mantiene Ciudadanos contraria a «todo lo que tiene que ver con el régimen concertado vasco, con las singularidades del autogobierno vasco», señaló que «no parece difícil augurar que una unión de las tres derechas en todas esas materias no sería particularmente proclive» al cumplimiento estatutario. También recordó que el PP promovió un acuerdo en el Senado «para que no se afrontaran las transferencias todavía pendientes».

Erkoreka subrayó que «nada se puede hacer para el cumplimiento íntegro del Estatuto si no se cuenta con el Gobierno central», por lo que instó a los partidos que pueden conformar una mayoría en el Congreso para permitir que haya un Ejecutivo lo antes posible.