El Gobierno Vasco dice que si el GAL y la tortura «merecen la condena de todos, no se puede hacer una excepción con ETA»

El Gobierno Vasco dice que si el GAL y la tortura «merecen la condena de todos, no se puede hacer una excepción con ETA»

Jonan Fernández afirma que cualquier violación de derechos humanos «necesita un reproche y mientras eso no se produce se avanza a trancas y barrancas»

EL DIARIO VASCO

El secretario general de Derechos Humanos, Convivencia y Cooperación del Gobierno Vasco, Jonan Fernández, ha advertido este sábado de que si las torturas o los asesinatos cometidos por el GAL u otras organizaciones terroristas «merecen la más firme reprobación y condena por parte de todos, no se puede hacer una excepción cuando hablamos de ETA«.

«Para hablar del futuro y convivencia es muy importante que haya un acuerdo de todas las tradiciones políticas sin excepción, que haya un mínimo en que nos pongamos de acuerdo: que todas las vulneraciones de derechos humanos, incluidas las de ETA merecen una valoración crítica sobre lo que supusieron», ha añadido.

En declaraciones a Radio Euskadi, Jonan Fernández se ha referido al hecho de que todos los grupos parlamentarios vascos respaldaran la pasada semana con su voto la creación de una jornada anual de recuerdo a las víctimas de la tortura, tomando como referencia el día internacional del 26 de junio impulsado por la ONU.

A juicio de Jonan Fernández , se trata de «un paso muy importante» que hay que valorar tanto por el contenido como por la forma. «El avanzar en la convivencia y reconocimiento de todas las víctimas de Derechos Humanos es una tarea compleja y hay que intentar trabajar por el camino del consenso», ha defendido.

Cuestionado por la posibilidad de configurar una comisión de la verdad, ha destacado que «la metodología para avanzar hacia la verdad pueden ser variadas, de tal modo que las comisiones de la verdad es una posibilidad con ventajas y desventajas».

«En el caso vasco avanzamos por parcelas, elaborando informes que desvelan la verdad de determinados hechos. Se han hecho informes sobre las torturas, de la realidad de las personas amenazadas... en todo caso, para avanzar es muy importante que haya un punto de acuerdo mínimo que es que cualquier violación de Derechos Humanos ocurrida en el pasado necesita una valoración crítica y clara; un reproche claro», ha indicado, para añadir que, «mientras eso no se produce, se avanza a trancas y barrancas».

Por ello, Jonan Fernández ha considerado que si las torturas o los asesinatos cometidos por el GAL u otras organizaciones terroristas «merecen la más firme reprobación y condena por parte de todos, no se puede hacer una excepción cuando hablamos de ETA«.

.