El Gobierno Vasco confía en que EH Bildu y el PP «resitúen» su oposición tras el 26M

El Gobierno Vasco confía en que EH Bildu y el PP «resitúen» su oposición tras el 26M

Erkoreka reitera que el Ejecutivo «no considera otra opción» que no sea aprobar los Presupuestos, pero Ortuzar deja abierto un adelanto si hay bloqueo

MIGUEL VILLAMERIEL

Desde que el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, abrió hace mes y medio la espita a la posibilidad de un adelanto electoral en Euskadi los rumores no han dejado de crecer, aunque la intención del Ejecutivo de coalición de PNV y PSE sigue siendo prolongar la legislatura hasta 2020. Para ello, será necesario que los partidos de la oposición, particularmente EH Bildu y el PP, cambien su postura de los últimos meses y se abran a pactar con el gabinete de Iñigo Urkullu cuestiones como los Presupuestos de 2020. Esa «implicación» de la oposición parece lejana en estos momentos, pero fuentes de Lehendakaritza confían en que las posturas de estos partidos «se resitúen» tras las elecciones forales y municipales del día 26.

Erkoreka insistió ayer en el Parlamento Vasco en la versión oficial de que el lehendakari no contempla «en este momento» la posibilidad de adelantar las elecciones autonómicas, que en principio deberían celebrarse en octubre de 2020. Recalcó que el Gobierno Vasco está «centrado» en el cumplimiento de su programa de gobierno y ya ha empezado a elaborar el anteproyecto de Presupuestos de 2020. En junio aprobará las directrices económicas que sirven de base a las Cuentas y después abrirá una ronda de contactos con los grupos de la oposición para tantear su disposición a apoyarlos. «En este momento el Gobierno no considera ninguna otra posibilidad», subrayó el portavoz.

Alerta contra un «plante»

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, no se mostró tan contundente a la hora de descartar un adelanto electoral en el caso de que la oposición persista en el «plante» que, a su juicio, está haciendo al Ejecutivo de Urkullu desde hace meses en el Parlamento. «Es llamativo que Bildu y el PP se pongan siempre de acuerdo en casi todo, al menos cuando se trata de decir no al Gobierno», apuntó Ortuzar en una entrevista en Radio Euskadi, donde acusó a la coalición soberanista y a los populares de mantener «una UTE» (Unión Temporal de Empresas) para tratar de desgastar al gabinete de Urkullu.

«Lo lógico es que las elecciones al Parlamento Vasco sean en 2020, cuando toca, pero si hay una especie de plante que hace imposible avanzar, el lehendakari tomará la decisión que sea mejor para el país», advirtió el líder del EBB. No obstante, Ortuzar también dejó caer que cree que habrá un cambio de estrategia de la oposición tras el 26-M porque a nadie le conviene un adelanto electoral. «Tanto EH Bildu como el PP van a tener que ubicarse de otra manera, no van a poder estar todo el día juntos», vaticinó.

Ortuzar consideró que los partidos de la oposición «no tienen la fuerza suficiente» para tumbar al Ejecutivo de Iñigo Urkullu, pero quieren «minorar su crédito social». En todo caso, avisó de que unas elecciones anticipadas favorecerían al PNV por «la fortaleza» que demostró en las elecciones generales, donde fue la primera fuerza en los tres territorios vascos, por lo que advirtió de que su partido «no se dejará quitar de en medio tan fácil».

En relación a EH Bildu, el presidente jeltzale recordó que «la primera apelación» que hizo el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, «al día siguiente de las elecciones españolas, fue a constituir un bloque de izquierdas en Euskadi también», para lo que tendió la mano a Elkarrekin Podemos y el PSE. «O sea, cuando nosotros pactamos con el PSE, estamos vendiendo a Euskadi y dicen que, pudiendo hacer un pacto soberanista, no lo hacemos. Pero Otegi propone un acuerdo no con un partido de obediencia española, sino con dos», criticó.

EH Bildu niega una «pinza»

La portavoz parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, negó ayer la existencia de una «pinza» entre su coalición y el PP, «como pretenden hacer creer el Gobierno Vasco y el PNV», y opinó que el Ejecutivo de Urkullu parece estar buscando «una excusa» para adelantar las elecciones. Iriarte acusó a Ortuzar de practicar «un ejercicio de cinismo» haciendo creer a la sociedad vasca que EH Bildu y el PP llegan a acuerdos para generar «una pinza, algo que en este país no se cree nadie».