El Gobierno Vasco censura a Puigdemont por su «impertinencia» sobre ETA y el 155

Josu Erkoreka califica de «desafortunadas» las declaraciones en las que el expresident recordó que en Euskadi «hubo casi mil muertos» y no se suspendió la autonomía

AGENCIAS

El portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, ha señalado este miércoles que las declaraciones de Carles Puigdemnot en las que afirmó que en el País Vasco no se impuso el 155 pese a la violencia de ETA son «desafortunadas e impertinentes», aunque las ha situado en el «contexto de tensión» que se vive en Cataluña.

En una entrevista, Erkoreka ha atribuido a esa «tensión» las afirmaciones del expresidente de la Generalitat, que «no acertó a decir lo que quería decir» y «que nadie puede considerar que sean oportunas o acertadas».

Erkoreka ha afirmado que estas palabras «no van a enturbiar » la relación de «lealtad y honestidad» que ha existido« entre »dos ejecutivos de dos naciones distintas, pero con un trasfondo de entendimiento y cariño mutuo«, ha remarcado.

El portavoz del Gobierno Vasco se ha mostrado «sorprendido» por la «celeridad» con la que se están sucediendo las declaraciones relacionadas sobre la aplicación del 155 en Cataluña y ha subrayado que «no se dan las condiciones objetivas para que se aplique» al tiempo que ha recordado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, afirmó que esa medida no se debe adoptar «ni ahora ni nunca».

«En esta precampaña todo el mundo está recurriendo a máximas muy estridentes y traumáticas con una frivolidad y una ligereza que no debería prevalecer, sobre todo, cuando venimos de una imposibilidad de formar gobierno, por lo que estaría bien que se construyan discursos en clave más constructiva para que después de las elecciones sea factible el entendimiento», ha indicado.

Respecto a las transferencias pendientes, ha señalado que desde abril no se ha reunido la comisión mixta, ni los grupos de trabajo y tampoco ha habido «delegaciones exploratorias» al tiempo que ha reconocido que se han dado unas «dificultades objetivas» ya que se ha producido un «descabezamiento» del Ministerio de Política Territorial con el que se llevaron a cabo las negociaciones.

Erkoreka ha pedido al Gobierno «un gesto público de aproximación y de asunción del compromiso que adoptó» a este respecto.