El Gobierno también trasladará los restos de Primo de Rivera

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno. / EP

El fundador de Falange podrá ser sepultado en otro lugar no preeminente del Valle de los Caidos por ser una víctima de la Guerra Civil

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

El Gobierno también está decidido a trasladar los restos de José Antonio Primo de Rivera, aunque en su caso se dará la oportunidad a su familia de darles de nuevo sepultura en el interior del recinto del Valle de los Caídos. El Ejecutivo socialista dará así cumplimiento a su propuesta de reforma de la Ley de Memoria Histórica y a la moción del PSOE aprobada en el Congreso en mayo de 2017 con los votos de todos los grupos con la única excepción de PP y Esquerra. Ambas iniciativas contemplan la exhumación de Francisco Franco para que sea enterrado fuera del Valle de los Caídos. En el caso del fundador de Falange, cuya tumba se encuentra igualmente en el interior de la basílica, se permitirá que sea reubicado en un lugar no preeminente del monumento, dada su condición de víctima de la Guerra Civil. Primo de Rivera fue fusilado en Alicante por el bando republicano el 20 de noviembre de 1936. La posición de los socialistas choca con la de otras formaciones. En la iniciativa que IU registró la pasada semana en el Congreso sobre memoria histórica se defiende que Primo de Rivera también sea enterrado fuera del Valle de los Caídos.

El Ejecutivo no ha aclarado por el momento si las exhumaciones se llevarán a cabo de forma simultánea. Desde el PSOE si se acotó este martes el plazo para proceder al traslado de Franco. Según señaló el secretario de Justicia socialista, Andrés Perelló, la operación se podría llevar a cabo a mediados de este mes. La fecha sigue pendiente de que el Gobierno escoja la forma jurídica que considere más adecuada para ordenar la exhumación del dictador, una trámite en el que ha encontrado más dificultades de las previstas ante la posibilidad de que el traslado de Franco pueda acabar en los tribunales.

Escupulosamente

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha garantizado hoy que el traslado de los restos de Franco y de José Antonio Primo de Rivera del Valle de los Caídos se hará con el respeto debido a las familias y cumpliendo «escrupulosamente» todo el procedimiento administrativo y las normas, informa EFE. «Queremos que los restos sean honrados a cada una de sus familias, incluidos los restos de Franco y de Primo de Rivera», ha asegurado Calvo, que ha informado de que se está trabajando en distintos niveles administrativos, aunque la decisión política «está tomada».

En su comparecencia ante la Comisión Constitucional del Congreso donde está dando cuenta de las líneas generales de su departamento, Calvo ha avanzado que ese proceso se hará con «claridad», con «firmeza» y «con toda honra» porque se trata de una situación que «tiene que resolverse por fin». «No habrá mejor homenaje a los 40 años de democracia que haber cerrado muchas de estas heridas que están por resolver», ha insistido.

Tras dejar claro que el Gobierno «no puede pasar por alto» ni de «rondón» la situación del Valle de los Caídos, ha apostado por cumplir con las recomendaciones de Naciones Unidas y del Comité de Expertos para responder «con dignidad» a las víctimas de la Guerra Civil y de la Dictadura que también «tienen que ser honradas y localizadas». «Esta es la única democracia que tiene sin resolver esta parte de su propia dignidad y este Gobierno se dispone a ello», ha alertado Calvo, que ha apostado porque el Valle de los Caídos se convierta en un lugar público de «honra a la paz, la democracia y la memoria» del conjunto de los españoles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos