El Gobierno no concede «visos de realidad» al plan B de Junqueras

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo. / EFE

Méndez de Vigo cree que lo debe hacer Puigdemont es ponerse a disposición de la justicia y no ser reconocido presidente simbólico de la Generalitat

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El Gobierno no cree que el planteamiento de Oriol Junqueras tenga solidez como alternativa para desbloquear la investidura. El presidente de Esquerra trasladó este jueves en una entrevista en Diario16.com su propuesta de nombrar un presidente ejecutivo y otro simbólico, en este caso Carles Puigdemont, para dirigir la Generalitat. Íñigo Méndez de Vigo sostiene, en cambio, que lo único que debe hacer el líder de Junts per Catalunya es regresar a España y ponerse a disposición judicial. "No merece otro reconocimiento -ha asegurado el portavoz gubernamental-, por lo tanto este tipo de afirmaciones parece que no tienen ningún viso de realidad".

Aun así, el Ejecutivo cuestiona que el retorno figure en los planes de Puigdemont tras conocerse que ha alquilado una residencia en Waterloo, donde, ha recordado Méndez de Vigo, terminó el Imperio de los Cien Días de Napoleón.

Más información

En todo caso, después de que el Tribunal Constitucional dictara medidas cautelares que impiden una elección a distancia, Méndez de Vigo cree que ha llegado la hora de que el presidente de la Cámara, Roger Torrent, vuelva a reunirse con los grupos parlamentarios para proponer un nuevo candidato. "Pensamos que no es buena esta decisión de no tomar decisiones, ha habido mucha fuerza en el derecho a decidir y ahora nos encontramos con que algunos no deciden nada", ha reprochado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

A día de hoy, en la Moncloa creen que ha quedado constatado, también en los mensajes telefónicos que envió Puigdemont al exconsejero Toni Comín, que el camino del expresidente de la Generalitat "no tiene recorrido alguno". Y siendo así, Méndez de Vigo reclama al presidente de la Cámara dar el siguiente paso. "Es la Mesa del Parlamento la que tiene que buscar otra solución, porque si no, quien bloqueará será la Mesa del Parlamento", ha incidido Méndez de Vigo, que recuerda que mientras tanto la tarea del Ejecutivo es seguir controlando la administración catalana por la vía del artículo 155 de la Constitución.

En cuanto a si los plazos para una nueva convocatoria electoral en Cataluña se han activado con la suspensión del primer pleno de investidura o han quedado congelados, el Gobierno descarta posicionarse. "Estaremos a lo que digan los letrados del Parlamento, que son los que mejor conocen la cuestión. Están elaborando un informe y serán ellos los que digan cuál es el camino a seguir y sería bueno que todos siguieran el dictamen de los letrados del Parlamento", ha zanjado el portavoz.

El desvío de dinero

Tampoco ha querido adentrarse en el terreno judicial después de que el juez de Barcelona que investiga los preparativos del referéndum del 1 de octubre haya considerado "evidente" que "todo o parte" se pagó con créditos obtenidos a través del Fondo de Liquidez Autonómica. "El FLA está orientado a determinados pagos, hay procedimientos muy rígidos y muy estrictos para que el dinero vaya a donde tiene que ir y no sabemos si el juez tiene algunos indicios que apunten en otra dirección", ha respondido Méndez de Vigo, que asegura desconocer si hay o no pruebas al respecto.

 

Fotos

Vídeos