Así fueron los 12 días sin noticias de Gabriel

Gabriel tenía que caminar tan sólo cien metros, la distancia que separa la casa de sus abuelos de la de sus primos y es ahí donde se perdió la pista del menor. Una distancia de un minuto, que solía hacer corriendo, por eso los padres siempre han descartado que se hubiera perdido. Desde el principio la Guardia Civil consideró la desaparición de alto riesgo por la corta edad del pequeño. Con la ayuda de los vecinos los agentes peinaron Níjar: el monte, cientos de pozos, contenedores, etc. Se investigó a su círculo más cercano, sin obviar ningún testimonio, como el de una vecina que reside cerca del lugar de la desaparición. También se apuntó a un hombre que había acosado a la madre de Gabirel durante dos años, aunque desde Interior descartaron su conexión con la desaparición de Gabriel. Con todas las vías de investigación abierta se continuó la búsqueda, mientras se estrechó la vigilancia en torno a la familia del padre, hasta hoy. Doce días después Ana, la pareja del padre, es detenida. El cuerpo de Gabriel estaba en el maletero de su coche.  -Redacción-