El fuego obliga a desaljar a 2500 personas

La mayoría ha podido ir a segundas residencias y casas de amigos o familiares. Pero 96 turistas y 86 ancianos de una residencia están necesitando la ayuda del municipio mientras prosiguen los trabajos de control y extinción