Fianza de medio millón de euros al exyoutuber que llamó cara anchoa a un repartidor

La broma de llamar "cara anchoa" a un repartidor puede costarle medio millón de euros al youtuber que la hizo. Es lo que una jueza de Alicante, a petición de la defensa, le pide como fianza antes de empezar el juicio a Sergio. La fianza es para asegurarse de que Sergio pagará si es condenado. El mensajero, que tenía pixela la cara, le acusa de daño a su honor e imagen con publicidad por los millones de visualizaciones de su video. La cantidad la pide el mensajero porque asegura que el exyoutuber vendió su canal por un millón de euros gracias a las visitas que consiguió con esa broma. Sin embargo, Sergio lo niega y enseña los papeles que indican que fueron 12.000.-Redacción-