La familia del juez Lidón critica el «tortuoso» proceso judicial

Iñigo y Jordi, hijos del juez Lidón junto a su viuda, Marisa Galarraga/M. Cecilio
Iñigo y Jordi, hijos del juez Lidón junto a su viuda, Marisa Galarraga / M. Cecilio

Reprochan a la justicia que solo la familia ha impulsado la investigación

EFE

El hijo del magistrado José María Lidón, asesinado por ETA en 2001, ha reprochado este miércoles en el homenaje anual a su padre que ha tenido que ser la familia la que ha impulsado la investigación de este atentado, que todavía no ha sido juzgado.

Lidón, magistrado de la Audiencia de Bizkaia, fue asesinado a tiros hace 18 años en la salida del garaje de su domicilio en Getxo (Bizkaia) en presencia de su esposa y uno de sus hijos, Iñigo.

La autoría del atentado fue atribuida a dos etarras muertos en Bilbao en 2002 porque tenían en su poder el arma con el que se cometió el crimen, con lo que se «perdieron 10 años» hasta que la propia familia comprobó que esos dos terroristas no formaban parte del comando que operaba en Bizkaia en 2001.

«Tuvimos que pedir favores y tocar puertas, es muy duro, para que la justicia haga su trabajo», ha relatado Iñigo Lidón en la primera vez en todos estos años en la que interviene ante la judicatura vasca y autoridades reunidas en el recuerdo anual a su padre.

Ha explicado que tanto él como su madre identificaron hace años a Garikoitz Aspiazu, 'Txeroki', como uno de los asesinos y que durante los años que han pasado desde su detención «nunca nadie le ha hecho una pregunta» sobre este atentado.

«La última gota que colma el vaso -ha comentado- es que la orden de extradición (de Txeroki) no se ha tramitado o no ha sido recibida por Francia, no sabemos bien qué ha pasado, y otros dos años perdidos esperando a que se tramitase y poder celebrar el juicio«.

Iñigo Lidón ha considerado que ha sido un «proceso judicial bastante tortuoso, que ha estado parado mucho tiempo cuando había cosas de las que se podía ir tirando y avanzando. La familia ha sido la que ha tenido que tomar la iniciativa en todo momento para llevar adelante el proceso». «No se lo atribuimos a nadie, no queremos buscar culpables. Lo que queremos es que el caso vaya para adelante, que lo extraditen y que se pueda celebrar el juicio para poder cerrar el caso y pasar página», ha añadido.

Durante el acto, tanto el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, Juan Luis Ibarra; como la fiscal jefe del País Vasco, Carmen Adán; han respaldado a la familia. «Hay que reclamar para José María Lidón la justicia legal, que se establezca la responsabilidad de los victimarios» en este proceso «que no puede ser más largo», ha dicho Ibarra, mientras que Adán ha asegurado que es «absolutamente irrenunciable» y se «necesita» la condena de los asesinos del magistrado.

Al homenaje anual han asistido, entre otros, los consejeros del Gobierno Vasco Josu Erkoreka y María Jesús San José; el delegado del Gobierno, Jesús Loza; el Defensor del Pueblo Vasco, Manuel Lezertua; y dirigentes del PP vizcaíno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos