Éxito de la nueva unidad de grafística de la policía local de Elche

Cuarenta y dos grafiteros han sido identificados este año en Elche por la nueva unidad de grafística de la policía local. Trabajan a destajo. Cada día los peritos reciben a través de un geolocalizador decenas de fotos de pintadas nuevas. A partir de aquí en el laboratorio comienza la labor de identificación. En este caso a través de la firma. Otras veces la investigación de los peritos caligráficos se hace en la calle. Aquí en los llamados por las bandas, santuarios donde es legal hacer grafitis. El Ayuntamiento de Elche gasta todos los años un millón de euros en limpiar pintadas. La unidad caligráfica ha conseguido reducir estos delitos un 70%. -Redacción-