Euskadi se queda sin 469 millones en inversiones previstos en el Presupuesto

Las Cuentas preveían un descenso del 7,8% en la inversión real en la CAV y el perjuicio sería mínimo si la prórroga llegara hasta el final de año

M. V.

Con el fracaso de los Presupuestos Generales del Estado de 2019 se da una paradoja: su aprobación habría dado impulso a una decena de proyectos estratégicos para Euskadi, pero su retirada tampoco tiene por qué suponer un perjuicio para la Comunidad Autónoma Vasca si la prórroga de las Cuentas de 2018 se despliega en su integridad. De hecho, todos los proyectos incluidos en los Presupuestos de este año ya estaban recogidos en los del año pasado, por lo que ninguno debería quedarse sin financiación si el Gobierno central consigna las partidas necesarias. Otra cuestión es que un abrupto final de la legislatura, con un inminente adelanto electoral, pueda dejar en el aire muchas de las partidas.

Las cifras

469 millones en inversiones
El proyecto de Presupuestos de 2019 preveía una inversión real en Euskadi de 469 millones, un 7,8% menos que los 509 de 2018, que son los que seguirán vigentes con la prórroga presupuestaria.
Proyectos en Gipuzkoa.
Las inversiones en Gipuzkoa ascendían a 142 millones, 76 para el desarrollo del TAV, 21 para el Puerto de Pasaia y 12 para la nueva cárcel de Zubieta.

El proyecto presupuestario para 2019 contemplaba una inversión real de 469 millones para Euskadi, lo que suponía un descenso del 7,8% con respecto a la inversión pactada con el Gobierno de Rajoy para 2018, en unos Presupuestos que el PNV negoció y apoyó. En las Cuentas del año pasado la inversión real ascendía a 509 millones. En la actualidad, el Ejecutivo de Sánchez ya está trabajando con los Presupuestos prorrogados que heredó de Rajoy, por lo que, si se ejecutara la prórroga en su totalidad, Euskadi podría salir incluso beneficiada de que no se hayan actualizado las Cuentas en 2019.

El problema es que una cosa son las cifras y, otra, el reflejo que esos números tienen en las partidas concretas que decide liberar el Gobierno para concretar las inversiones previstas. Sobre todo, si el Ejecutivo se queda un funciones a causa de un adelanto electoral.