Torra insiste en los presos y en el referéndum para apoyar las cuentas del PSOE

El diputado ERC, Gabriel Rufián./EFE
El diputado ERC, Gabriel Rufián. / EFE

Esquerra se mantiene en su «no a todo» con los Presupuestos del Estado, mientras el PDeCAT se plantea dar apoyo al menos a su tramitación

CRISTIAN REINOBarcelona

Después de su duro discurso de Nochevieja, calificado como un «monólogo» por el Gobierno central, el presidente de la Generalitat envió este jueves su primer mensaje del año a Pedro Sánchez. Quim Torra instó al presidente a poner sobre la mesa propuestas concretas para la próxima reunión prevista entre ambos ejecutivos (prevista en la segunda quincena de enero) para que «el diálogo sea real, creíble y valiente» y vaya «mucho más allá de reunirse para hablar».

El dirigente nacionalista insiste en presionar al líder socialista. «Nosotros a cada reunión hemos ido siempre con papeles y con documentos y propuestas concretas», mientras que «por parte del Gobierno español nunca han puesto nada sobre la mesa», afirmó en Batea (Tarragona). El dirigente independentista obvió que de la última reunión con Sánchez en Barcelona salió un documento pactado entre ambos ejecutivos que reconoce la existencia de un «conflicto» en Cataluña y se conjura a «avanzar en una respuesta democrática a las demandas de la ciudadanía, en el marco de la seguridad jurídica».

Torra rebajó este jueves el tono respecto a su discurso de fin de año, en que llamó a los catalanes a rebelarse frente a la injusticia. No obstante, el jefe del Ejecutivo catalán, mientras pide a Sánchez que se mueva, evita él mismo hacer lo propio. Así, el líder secesionista señaló que la propuesta que el Govern hará a la Moncloa en la próxima reunión tendrá como base el documento de 21 puntos que le entregó a Sánchez el 20 de diciembre y que hablaba de la «desfranquización» de España y aislamiento de la extrema derecha, la regeneración democrática y el ejercicio del derecho a la autodeterminación. Según el presidente catalán, «la lucha contra el fascismo y la ultraderecha es inseparable de la lucha por la libertad de Cataluña».

Torra insiste en las reclamaciones de máximos, consciente de que Sánchez no tiene margen en ese sentido. Este jueves volvió a vincular la libertad de los presos y el referéndum sobre la independencia al apoyo de los secesionistas a los Presupuestos del Estado, lo que coloca la negociación casi en un imposible. «Nuestra respuesta a los presupuestos de España sigue siendo no» mientras haya políticos presos y Sánchez se niegue a autorizar una consulta, zanjó.

Esquerra, doble no

En este punto, de momento, los independentistas van a la una. Igual que Torra, Esquerra reafirmó este jueves su veto absoluto a las cuentas del Gobierno central, porque considera que sigue sin poner sobre la mesa una propuesta para resolver la cuestión catalana y continúa sin moverse en relación a los políticos presos secesionistas.

ERC afirmó que se mantiene en el «no a todo», según manifestó el líder del partido en el Parlamento catalán, Sergi Sabrià, en declaraciones a Europa Press. «Que se muevan», instó el dirigente republicano a los socialistas. «Pero no hay movimiento. Por lo tanto, sin movimiento la respuesta sigue siendo no», remató. «No hay partidas presupuestarias para vender la dignidad de nuestros compañeros. Para que haya un diálogo debe existir un diálogo. El gobierno no nos ha llamado», expresó en la misma línea Gabriel Rufián en Telecinco.

El líder del PSC, Miquel Iceta, replicó poco después. Dijo a los independentistas que si quieren el apoyo de los socialistas catalanes a las cuentas de la Generalitat, primero tienen que respaldar los Presupuestos del Estado. En cualquier caso, Junts per Catalunya (JxCat) y ERC cuentan con poder sacar adelante sus cuentas con el aval de los comunes de Ada Colau y por tanto los socialistas no son decisivos, como sí lo son los republicanos y el PDeCAT en el Congreso.

La posición de Esquerra, con nueve diputados en Madrid, es firme y es el sentir mayoritario de todo el partido. No ocurre lo mismo en el PDeCAT, que tiene ocho diputados. La semana pasada, el diputado en el Congreso Ferran Bel, abrió la puerta a no bloquear las cuentas del PSOE para permitir su tramitación y dar más tiempo a la negociación entre los independentistas y el Gobierno central. Sin embargo, a las pocas horas, fue desautorizado por el sector más radical del partido.

Más información

 

Fotos

Vídeos