Erkoreka llama a todas las partes a hacer «cesiones» para pactar un nuevo estatus

El portavoz del Ejecutivo confía en que el debate «pueda desbloquearse» cuando los expertos presenten un texto articulado en noviembre

M. V.SAN SEBASTIÁN.

El debate de un nuevo estatus jurídico-político para Euskadi ha pasado a un segundo plano en estos meses de verano por la paralización de la actividad en el Parlamento Vasco y la prórroga hasta noviembre que solicitaron los expertos para cumplir con el encargo de presentar un texto articulado. Pero la reforma estatutaria, que aparece y desaparece de la actualidad política vasca como el Guadiana, volverá a surgir con fuerza este otoño cuando por fin se deposite un texto articulado por parte de los cinco expertos designados por cada grupo parlamentario. Entonces llegará el momento de los partidos, que deberán ver si son capaces de ensanchar los acuerdos a partir de las bases que pactaron hace un año PNV y EH Bildu de forma mayoritaria. El Gobierno Vasco tiene claro que «no será posible alcanzar un consenso si no existen cesiones por todas las partes que aspiran a esa confluencia».

La frase corresponde al portavoz del Ejecutivo de coalición de PNV y PSE, Josu Erkoreka, que insiste en el objetivo de que el acuerdo sobre el nuevo estatus «sea el más amplio posible». En una entrevista a Europa Press, Erkoreka dijo no atreverse a hacer «un vaticinio» sobre si la reforma estatutaria podrá aprobarse en la actual legislatura vasca, pero recordó que a finales de noviembre habrá una propuesta de la comisión de expertos y, «a partir de ahí, habrá que ver cuál es el tenor exacto del texto que proponen y qué porcentaje del texto que presenten descansa sobre acuerdos y cuál sobre disensos. En tercer lugar, habrá que analizar qué puede hacer la ponencia parlamentaria con esos acuerdos y disensos».

A juicio de Erkoreka, la labor del comité de juristas «no es fácil», ya que se le encomendó redactar un texto con las bases acordadas en la ponencia de autogobierno, «pero, al mismo tiempo, buscando puntos de encuentro con los votos particulares, de manera que fuera posible ensanchar los acuerdos». El portavoz aseguró que el Gobierno «tiene interés en que pueda desbloquearse lo antes posible lo relacionado con la elaboración de ese texto jurídico», aunque apuntó que siempre bajo la premisa de que el acuerdo «sea el más amplio posible».