PNV y PSE se enzarzan por la defensa de los intereses económicos de Gipuzkoa

Itxaso lamenta que el territorio siga «condenado a perder 60 millones anuales», y Lasa tacha la actitud de su socio de «desleal» y más propia de «la política española»

Elisa López
ELISA LÓPEZ

PNV y PSE se enzarzan por la defensa de los intereses económicos de Gipuzkoa. Denis Itxaso tachó ayer de «parche» el acuerdo alcanzado el jueves por el Consejo Vasco de Finanzas, órgano creado por las instituciones vascas para hablar del reparto de dinero entre los tres territorios. El teniente de diputado general entiende que mientras no se modifique la Ley de Aportaciones, Gipuzkoa seguirá «condenado a perder 60 millones de euros anuales». «No merece la pena seguir soportando la desigualdad con respecto a otras diputaciones», lamentó ayer.

Unas declaraciones que provocaron la reacción inmediata de su socio en la Diputación, el PNV, en concreto del portavoz foral, Imanol Lasa, que se mostró sorprendido por las palabras de Itxaso, y tachó de «desleal» tanto su actitud como la de los socialistas vascos.

Metidos ya de lleno en la precampaña electoral, los socios del Gobierno guipuzcoano se vuelven a enfrentar, aunque nunca hasta ahora había sido por los intereses económicos del territorio -cuánto se recauda y cómo se reparten Ejecutivo Vasco y diputaciones los fondos-, sino por sus visiones ante el tema identitario.

«La Ley de Aportaciones es injusta y equivocada, siempre en detrimento de Gipuzkoa» Denis Itxaso | PSE-EE

«Los socialistas anteponen el electoralismo a los intereses del territorio» Imanol Lasa |PNV

Arropado por el secretario general de los socialistas guipuzcoanos, Eneko Andueza, Itxaso marcó su posición como parte del Gobierno foral en relación al desenlace de la última reunión del Consejo Vasco de Finanzas celebrada el jueves. Allí se acordó ampliar el fondo de ajuste con el objeto de amortiguar el impacto negativo que la actual Ley de Aportaciones provoca a los territorios de Gipuzkoa y Álava. Tal y como explicó Itxaso, «estamos ante un tema importante para Gipuzkoa. Tan importante como los 600 millones de euros que hemos aportado de más en los últimos diez años. Son 60 millones al año que nuestro territorio podría destinar a mejorar un 20% el presupuesto de sus servicios sociales o a subir un 15% la aportación a sus ayuntamientos a través del Fondo Foral de Financiación Municipal (Fofim)», detalló el teniente de diputado general.

«Es un parche»

Según el dirigente socialista, la Ley de Aportaciones es una ley «equivocada e injusta». A su juicio, equivocada «porque los supuestos de recaudación en los que está basada no se han cumplido ni una sola vez desde su aprobación». «Equivocación que al producirse siempre en la misma dirección, en detrimento de Gipuzkoa, evidencia su carácter injusto y la necesidad de acometer sin demora la redacción de una nueva ley que corrija la desigualdad que consagra la actual», reprobó. Asimismo, consideró que el acuerdo alcanzado y que fue presentado el viernes en el Consejo Vasco de Finanzas es «un parche y un intento de cerrar este tema en falso». A su juicio, hacer una lectura triunfalista y presentar como un éxito el «parche» a la «inequidad que padece hoy día nuestro territorio, es perder el sentido de la realidad».

La reacción del PNV no se hizo esperar. El portavoz foral tachó de «desleal» a Itxaso por anteponer el «electoralismo» a la defensa de los intereses de Gipuzkoa. Lasa defendió el acuerdo alcanzado por el Consejo Vasco de Finanzas ya que el territorio es «hoy más fuerte que ayer», y puso en valor el esfuerzo del diputado general, Markel Olano, por ser capaz de lograr un acuerdo que posibilita mejorar objetivamente la posición de Gipuzkoa».

En cualquier caso, el portavoz se mostró sorprendido por la actitud de Itxaso y el PSE, puesto que «ni hacen ni quieren dejar hacer, quedándose en una crítica vacía de contenido y que además perjudica los intereses de los guipuzcoanos». «No proponen más que titulares y fotos de un día», insistió. De este modo, explicó que el acuerdo alcanzado en el Consejo Vasco de Finanzas es «el primer paso de otros que tienen que venir» para solucionar los desequilibrios que genera la actual Ley de Aportaciones, que lleva prorrogada desde 2011. Y subrayó que «el diálogo y el acuerdo entre instituciones son los mejores aliados en este camino».

Por otra parte, Lasa también defendió que la capacidad de alcanzar acuerdos mostrada por las instituciones vascas contrasta «radicalmente con el inmovilismo, la crispación y la gresca constante en la que se halla empantanada la política española». En ese sentido, mostró su sorpresa por la actitud de Itxaso y también de los socialistas, «más propia de la política española que de un responsable institucional vasco».