El PNV empieza a ver «negra» la investidura y avisa de la «barbaridad» de otras elecciones

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

La falta de avances entre el PSOE y Unidas Podemos para lograr un principio de acuerdo que impulse la investidura de Pedro Sánchez empieza a preocupar seriamente en el PNV. Los seis diputados jeltzales podrían ser decisivos para que un Gobierno de izquierdas alcance la mayoría absoluta en el Congreso con el apoyo de otras formaciones, pero las posibilidades de negociación del PNV se reducen a la nada mientras Sánchez no se asegure al menos el respaldo de Podemos. La presidenta del BBB, Itxaso Atutxa, fue muy gráfica ayer al reconocer que el panorama se presenta «negro» si no hay investidura, porque «eso nos abocaría a unas nuevas elecciones». Una hipótesis que Atutxa calificó de «barbaridad», por lo que instó a los partidos con posibilidades de gobernar en el Estado a «sentarse a negociar y dialogar».

La presidenta de la ejecutiva vizcaína del PNV se mostró «preocupada», en una entrevista radiofónica, ante la poca disposición al diálogo que están teniendo las formaciones con opciones de formar gobierno. «No he visto mucha negociación en el ámbito español, y eso es algo que me extraña cuando hay un candidato que debe conseguir apoyos para su investidura», señaló Atutxa. A su juicio, «la repetición de las elecciones no le conviene a nadie porque, aunque el PSOE podría mejorar sus resultados, también necesitaría apoyos y volveríamos a estar en un proceso de negociación».

Atutxa también advirtió que el PSOE y Podemos deberían tener en cuenta «la agenda vasca y la no recentralización» en un hipotético acuerdo de gobierno para contar con el apoyo del PNV.