El PSE eleva la presión sobre PNV y EH Bildu por sus acuerdos soberanistas para el nuevo estatus

Odón Elorza, ayer durante la rueda de prensa en la sede del PSE de Donostia. / ARIZMENDI
Odón Elorza, ayer durante la rueda de prensa en la sede del PSE de Donostia. / ARIZMENDI

Elorza alerta del «riesgo de fractura social y política» por los pactos en la ponencia de autogobierno que, a su juicio, «no son inocentes»

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA SAN SEBASTIÁN

. Los socialistas vascos elevan la críticas ante los reiterados acuerdos soberanistas entre PNV y EH Bildu en la ponencia parlamentaria de autogobierno para el nuevo estatus. El aviso llegó ayer de boca del diputado guipuzcoano Odón Elorza, que alertó de que esos entendimientos entre abertzales «no son juegos inocentes y pueden tener consecuencias». Puso además el acento en el «riesgo de fractura social y política» que, a su juicio, conlleva el recorrido soberanista que PNV y EH Bildu están haciendo «de la mano», con planteamientos como «las consultas unilaterales». El miembro de la ejecutiva del PSOE criticó de paso la «dualidad» jeltzale, que cuando habla con el Gobierno es «posibilista y no desborda la legalidad», y que si se trata de abordar la reforma del Estatuto de Gernika, camina junto a la coalición abertzale, «hacia un modelo de país claramente soberanista».

Elorza se permitió pedir a la ciudadanía que esté «atenta» a lo que acontece en el citado foro parlamentario, en el que la formación que lidera Idoia Mendia no comparte la visión que tiene su socio de coalición sobre la reforma del Estatuto y además le parece poco útil porque corre el peligro de que se desarrolle un texto articulado que acabe como el plan Ibarretxe. La apuesta del PSE se circunscribe a una reforma del Estatuto de Gernika «viable», que evite un escenario como el catalán. Para ello, remarcan, tiene que estar dentro del marco legal de la Constitución. El PSE no está dispuesto a que el proceso de actualización del Estatuto de Autonomía utilice a los vascos para enfrentarlos ni para confrontar con el Gobierno ni con el resto de España. Su objetivo busca todo lo contrario, «seguir conviviendo con el resto de España, siendo parte de la UE y útil a los ciudadanos».

El PSE ya ha anunciado que presentará este viernes, al igual que harán Elkarrekin Podemos y PP, su voto particular a las bases aprobadas hasta el momento. Consideran que los contenidos pactados tienen un cariz marcadamente soberanista, lo que implicaría un peligro para el encaje legal del nuevo estatus en la Constitución.

El diputado socialista constató que los especialistas que nombre el Parlamento Vasco para elaborar el texto articulado sobre las bases aprobadas tendrán que manejar argumentos «de legalidad» para «dejar clara la imposibilidad de determinadas formulaciones que no tienen acogida en la Constitución». «Hay que ver qué pasa» en los ocho meses de debates de estos expertos, apuntó Elorza, que apostó por «no ocultar y decir públicamente» cómo se desarrollan los acontecimientos para que la ciudadanía esté «alerta».

«Vínculo de Euskadi-España»

De cara a la próxima fase de la ponencia reconoció que no son previsibles «cambios de envergadura», pero confió en que el «sentido común» impere en el PNV. Como anticipo, apuntó que el nuevo Gobierno «socialdemócrata» de Pedro Sánchez, en lo que se refiere a Euskadi, trabajará para reforzar, desde la sensibilidad del diálogo y desde las políticas sociales y legislativas, el vínculo entre el conjunto de España y Euskadi y para recuperar el atractivo de la «identidad compartida entre sentirse vasco y sentirse parte de España». «No es cuestión de entrar en porcentajes, sino de mantener la cohesión territorial», matizó, al tiempo que apostó por acometer una «necesaria» reforma de la Constitución para culminar una segunda transición democrática iniciada con la moción de censura. En su opinión, «la mejor estrategia» ante esa situación es el diálogo y el fortalecimiento de las relaciones del Gobierno central y autonómico.

Elorza se mostró convencido de que ese entendimiento logrará traer a Euskadi transferencias y la consolidación del autogobierno, «siempre lejos del juego dual, contradictorio, extraño, que siempre se trae el PNV».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos