El Ejecutivo vasco empieza a trabajar sobre los proyectos de ley para paliar la prórroga

El Consejo de Gobierno pondrá en común hoy las propuestas de las diferentes consejerías, aunque las decisiones se demorarán una semana

M. V. SAN SEBASTIÁN.

La primera reunión del Consejo de Gobierno de 2019 servirá para activar hoy la redacción de los proyectos de ley que el Ejecutivo de coalición de PNV y PSE quiere sacar adelante para contrarrestar los efectos de la prórroga presupuestaria. El Departamento de Hacienda es el que está coordinando las necesidades de todas las consejerías para tratar de que los proyectos más importantes no se queden sin la financiación necesaria y, además, están pendientes cuestiones como la subida del salario a los funcionarios o de la prestación de la RGI. En principio, ambos incrementos serán del 2,25%, tal y como recogía el proyecto original de los Presupuestos, que tuvo que ser retirado al fracasar la negociación con EH Bildu. De todas formas, la puesta en común de las propuestas de los diferentes departamentos no llevará a que el Consejo de Gobierno adopte ningún acuerdo hoy, ya que las decisiones sobre proyectos de ley concretos se demorarán al menos hasta la semana que viene.

Los proyectos de ley para paliar los efectos de la prórroga que apruebe el Gobierno Vasco deberán ser tramitados y aprobados por el Parlamento Vasco, por lo que no existe demasiada urgencia por concretarlos: enero es un mes inhábil para celebrar plenos en la Cámara de Vitoria, por lo que el Ejecutivo de Iñigo Urkullu tiene todo este mes por delante para valorar las cuestiones que quiere abordar a través de dichos proyectos de ley.

Los diferentes departamentos del Ejecutivo llevan varias semanas estudiando las materias que se podrían incluir en el proyecto de ley (que podría ser uno que englobe todas las medidas o varios más sectoriales), que estará destinado a impulsar medidas que recogía el proyecto de Presupuestos y que han decaído al fracasar la negociación de las Cuentas de 2019.

Lo que es seguro es que en el proyecto de ley en ciernes se incluirá la subida del salario de los funcionarios y el incremento de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI). Y en ambos casos, el Gobierno Vasco se inclina por mantener la subida prevista inicialmente del 2,25%, a pesar de que en las sucesivas propuestas a EH Bildu para explorar un acuerdo el incremento de la RGI llegó a alcanzar un 3,5% anual, que se elevaba a un 7% en el caso de los pensionistas perceptores de ese tipo de renta. No obstante, el fracaso de aquella negociación ha llevado al Gobierno a recuperar sus planteamientos originales.