Donostia recordará con placas individuales a las víctimas del terrorismo

Eneko Goia, alcalde de San Sebastián. /Arizmendi
Eneko Goia, alcalde de San Sebastián. / Arizmendi

El alcalde de San Sebastián ha señalado que, partiendo de una lista de 128 víctimas, los casos serán «gestionados uno a uno, de forma singularizada, que sea un reconocimiento sincero que se hace de forma honesta»

AGENCIAS

Las víctimas del terrorismo, la violencia y los abusos policiales serán recordadas en San Sebastián con placas individuales en los lugares donde fueron asesinadas, un proyecto que se ha tratado en la comisión municipal de Derechos Humanos y que aún no tiene fecha para su materialización.

El alcalde donostiarra, Eneko Goia, del PNV, ha explicado que la propuesta ha tenido «buena acogida en general», que cada grupo ha planteado «sus matices» y que se va a continuar trabajando para hacerla realidad en los próximos meses.

Eneko Goia ha advertido de que se trata de un proyecto «abierto» y que se empezará a comunicar a las familias de las víctimas

Ha dicho que van a comenzar a estudiar cuál será «el elemento concreto» en el que se hará visible el nombre de las víctimas, aunque la idea es que se grabe en una baldosa, una placa metálica u otro material que vaya colocado en el suelo, en el que figure la fecha y la autoría del asesinato.

No obstante, ha advertido de que se trata de un proyecto «abierto» y que se empezará ya a comunicar a las familias de las víctimas, para que manifiesten si desean o no que se instale ese símbolo de memoria.

Goia ha aclarado que la iniciativa además «no tiene caducidad» y que los allegados pueden cambiar de opinión, de forma que si ahora no quieren ningún recuerdo y en el futuro sí, tengan la posibilidad de que se coloque la placa más tarde, años después incluso.

«Los casos tendrán que ser gestionados uno a uno, de forma singularizada para hacerlo bien, que no molestemos a nadie, que sea un reconocimiento sincero que se hace de forma honesta», ha recalcado.

Ha precisado que parten de un listado de 128 víctimas, 107 de ellas asesinadas por ETA en su mayoría y los Comandos Autónomos Anticapitalistas, cuatro de los GAL y ultraderecha, once de violencia policial y seis cuya autoría no se ha aclarado.

El alcalde ha señalado que también se tendrá en cuenta a donostiarras asesinados fuera de la ciudad, a cuyas familias se ofrecerá colocar la placa en un lugar simbólico que elijan.

En casos como el del dirigente de ETA Eduardo Moreno Bergaretxe, «Pertur», desaparecido en julio de 1976, la familia podrá sugerir un lugar para recordarlo, al igual que los de otras víctimas que dan nombre ya a calles o plazas.

Goia ha señalado que la decisión de llevar este proyecto ya está tomada, por lo que no hay necesidad de que se apruebe en pleno.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos