Destrozos tras la tormenta en Castelldefels

El agua caía con tanta fuerza que hasta los muros cedieron, "ha reventado la valla, ha caído un árbol encima de un coche" contaba una vecina, un vehículo aplastado por el peso de un enorme árbol que fue arrancado de cuajo. Patios, garajes y trasteros inundados, que siguen limpiando en Casteldefells. Coches que han desaparecido y autobuses que han quedado atrapados, llevaba 12 pasajeros a bordo, pero pudieron salir a tiempo. Resulta complicado mover con una grúa lo que la tormenta movió a su antojo.