Denuncian un borrado masivo de emails en la Rey Juan Carlos

Cristina Cifuentes./
Cristina Cifuentes.

Cerca de 5.000 correos electrónicos de la época de los máster de Casado, Montón y Cifuentes desaparecen

M. SÁIZ-PARDO MADRID.

Cerca de 5.400 correos electrónicos han desaparecido de los servidores del ya clausurado Instituto de Derecho Público (IDP) de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid, la institución en el centro del huracán por los máster de Pablo Casado y las dimitidas Cristina Cifuentes y Carmen Montón.

Según el sumario, la denuncia la hizo el pasado 20 de junio Pablo Acosta, quien estuvo al frente del instituto tras la salida del catedrático Enrique Álvarez Conde, señalado como máximo responsable de las supuestas irregularidades en los títulos otorgados por el IDP.

Los investigadores, de acuerdo con sus atestados, no han podido determinar, al menos por el momento, quién ejecutó el borrado masivo de emails, cuándo se produjo y si la cancelación había sido en bloque o por partes.

El propio Acosta, ante la jueza que instruye el caso máster, el pasado 3 de agosto también expuso su sospecha de que buena parte de los documentos en soporte físico del IDP desaparecieron antes de su llegada, puesto que encontró muy poco material y no halló algunos documentos emitidos por el instituto y que ya habían aparecido en prensa.

Responsables de la investigación del caso máster confirmaron ayer que las denuncias hechas por Acosta son «del todo verosímiles». Los propios agentes se han encontrado que buena parte del soporte documental sobre los cursos impartidos y los alumnos directamente ha desaparecido en los últimos meses.

Los funcionarios también han descubierto numerosas irregularidades en las cuentas del centro, que supuestamente gestionaba directamente Álvarez Conde. También Acosta ha puesto en conocimiento del juzgado esos movimientos sospechosos.

Por otro lado, PP y Ciudadanos sellaron ayer un pacto temporal de no agresión para forzar la comparecencia de Pedro Sánchez en el Congreso. Las seguridades transmitidas desde la Moncloa sobre la corrección de la tesis doctoral del presidente del Gobierno no hicieron mella en la oposición y tanto Pablo Casado como Albert Rivera volvieron ayer a reclamar que dé explicaciones en la Cámara. Una petición que se llevará el viento porque el PSOE y sus socios en la moción de censura la rechazarán.

Populares y liberales han mantenido durante todo el verano una dura pugna por hacerse con el electorado conservador. Pero la tesis doctoral de Sánchez actuó como un bálsamo para estas diferencias. Ciudadanos pidió la colaboración del PP para plantear la petición de comparecencia de Sánchez en el Congreso, pero los socios del Gobierno impedirán que Sánchez tenga que acudir a la Cámara a explicar cómo hizo su tesis.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos