Cruzar mirando el móvil, un peligro

Sabemos que es un peligro, pero no somos capaces de levantar la mirada del teléfono ni para cruzar el paso de peatones. Cada vez hay más atropellos por culpa del móvil. Hasta tres al día, por ejemplo, en Barcelona. La mayoría por pasar con el semáforo en rojo o por lugares prohibidos. La Guardia urbana ha detectado un repunte de los accidentes, también, por culpa de la pantalla. Por eso, estos días, imparte charlas en empresas. El objetivo: concienciar sobre los riesgos del teléfono al volante o mientras caminamos.