Los críticos de EA denunciarán a la dirección del partido ante los tribunales

Un momento de la Asamblea Nacional del viernes en Vitoria./
Un momento de la Asamblea Nacional del viernes en Vitoria.

Exigen poder acceder al censo de cara a las primarias mientras la Asamblea Nacional insta a convocar el proceso antes del 16 de septiembre

Ainhoa Muñoz
AINHOA MUÑOZ

Eusko Alkartasuna (EA) ahonda aún más en su fractura interna. Los críticos del partido confirmaron el viernes lo que el pasado martes tan solo fue una advertencia: acudirán a los tribunales para denunciar a la dirección de la formación que fundó Carlos Garaikoetxea por no garantizar, según censuran, la celebración de un proceso de primarias «transparente y limpio» para elegir al nuevo secretario general tras la renuncia de Pello Urizar.

El partido celebró ayer una Asamblea Nacional en Vitoria para debatir sobre el estado en el que se encuentra el proceso interno de designación del nuevo líder y adoptar las resoluciones pertinentes después de que la Comisión de Garantías paralizase el proceso tras el recurso interpuesto por el sector crítico, en el que exigía poder acceder a todo el censo de la afiliación.

El máximo órgano entre congresos adoptó ayer un dictamen -insta al secretario general en funciones, Joseba Gezuraga, a convocar antes del 16 de septiembre las elecciones internas- que no contentó al sector discrepante, que se agarrará a las vías judiciales para «garantizar los derechos» de la militancia.

Los coordinadores territoriales de Gipuzkoa, Araba y Navarra (Mikel Goenaga, Iratxe Lopez de Aberasturi y Miren Aranoa, respectivamente) lamentaron en un comunicado la «deriva irracional y contraria» tanto a los estatutos del partido como a la normativa interna del líder interino tras la resolución adoptada. «Incide en ningunear la resolución de garantías, que resuelve con claridad que no podrá iniciarse proceso electivo alguno mientras no se garantice el acceso en igualdad de condiciones a todos los miembros de la Ejecutiva nacional, y aboca a la militancia de Gipuzkoa, Araba y Nafarroa a tener que acudir a los tribunales ordinarios a fin de garantizar sus derechos vulnerados», censuraron.

Según los críticos, la resolución adoptada ayer por la Asamblea Nacional -que, entre otras cuestiones, también pide a la Comisión de Garantías resolver antes del 6 de septiembre los recursos pendientes sobre el proceso de primarias- «tan solo fue aprobada por 41 votos a favor», dado que «decenas de miembros de la asamblea decidieron no participar en una votación fraudulenta». «El afán oscurantista y la no aceptación de las reglas de juego del secretario general en funciones y sus afines, tendrían por objeto evitar el debate real que tiene que dirimir la afiliación real de EA: su encaje en EH Bildu», insistieron.

Gezuraga defendió en estas páginas que el proceso de primarias será «transparente» y que «todos los candidatos tendrán acceso al censo de la afiliación».