Corinna denuncia una campaña de descrédito contra ella que tiene «una motivación política»

En una grabación de 2015 hecha por el comisario Villarejo dice que «Juan Carlos I pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí»

R.C.

Corinna zu Sayn-Wittgenstein, la amiga del rey emérito Juan Carlos I, denunció ayer en un comunicado «una campaña de descrédito con motivación política» contra ella basada en «un sinfín de información falsa», tras las informaciones publicadas por dos medios digitales, según las cuales habría desvelado que Juan Carlos I tiene cuentas en Suiza y que la utilizaba a ella como testaferro para ocultar su patrimonio en el extranjero. Las supuestas conversaciones de Corinna con el comisario José Manuel Villarejo llegarán al Congreso porque el líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, va a registrar una batería de iniciativas para que el Gobierno responda cuanto antes sobre los presuntos negocios ocultos del rey emérito. «Se ha aprovechado durante mucho tiempo de su situación de inviolabilidad», denunció. En ese sentido, el coordinador federal de IU reclamará que Hacienda investigue si el rey emérito tiene esas supuestas cuentas, tal y como confesó la empresaria alemana en unas grabaciones de 2015 difundidas en los últimos días, y que actué «si ve que hay indicios de delito».

El líder de IU reclamará que Hacienda investigue y actúe «si ve que hay indicios de delito»

La que se definió a sí misma como «amiga entrañable» del monarca reveló al comisario Villarejo, en presencia del expresidente de Telefónica Juan Villalonga, en una reunión que supuestamente ambos mantuvieron en la vivienda que ella tiene en un exclusivo barrio de Londres, que el exjefe del Estado la utilizó como testaferro para ocultar patrimonio y propiedades en el extranjero y que contaba con cuentas en Suiza a nombre de su primo Álvaro de Borbón. También aseguraba que «Juan Carlos I pidió una comisión por el AVE a la Meca y recibió dinero saudí», además de atribuir al rey emérito otras actividades financieras irregulares en el exterior.

Sin embargo, Corinna aseguró ayer que hay «una campaña de descrédito con motivación política» contra ella basada en «un sinfín de información falsa». «Tengo enorme respeto por las instituciones de España, pero no puedo permitir ser utilizada en un conflicto que no me atañe», zanjó la empresaria en su comunicado.

La trama de los comisarios

La difusión de los audios en los que Corinna da a conocer supuestas actividades ilegales de don Juan Carlos coincidieron con la última vuelta de tuerca de la denominada operación Tándem, que se cobró esta semana dos nuevas detenciones, la del comisario de la Policía Enrique García Castaño y la del inspector jubilado Antonio Bonilla. La causa que investiga el Juzgado Central de Instrucción número seis de la Audiencia Nacional ordenó el 3 de noviembre pasado el arresto de los también comisarios José Manuel Villarejo, en la actualidad en prisión preventiva junto a su socio y abogado Rafael Redondo, y de Carlos Salamanca, en libertad provisional desde marzo. La defensa del comisario José Manuel Villarejo envió ayer un escrito a dicho juzgado para señalar que ni él ni su entorno han sido los autores de la filtración de las grabaciones en las que participa junto a Corinna y Juan Villalonga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos