Los 'convergentes' purgados por Puigdemont amagan con crear un nuevo partido

Marta Pascal./EFE
Marta Pascal. / EFE

El expresidente carga contra la corriente moderada porque «el catalanismo ha sido siempre factor de modernización y la comodidad no moderniza nada»

CRISTIAN REINOBarcelona

El malestar llevaba tiempo latente, y ha explotado en vísperas de las elecciones generales. La excoordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, abrió hoy la puerta a crear un nuevo partido nacionalista catalán para las próximas elecciones autonómicas, una formación que no esté subordinada a Carles Puigdemont, al que critica por gobernar Cataluña desde Waterloo. Hay mucha gente que se siente «huérfana» y es el momento de «actuar», afirmó Pascal en una entrevista en La Vanguardia.

La exsenadora fue una de las dirigentes del PDeCAT purgadas por Puigdemont en la confección de las listas para las generales del 28-A. También los diputados Carles Campuzano y Jordi Xuclá, todos del sector más moderado del partido, el que apoyó al PSOE en la moción contra Mariano Rajoy en contra de la opinión del expresidente catalán.

Pascal da voz al sector del centro derecha soberanista que no comparte la vía unilateral del enfrentamiento con el resto de España. «Hay que trabajar pacientemente para la única solución posible en Cataluña: un referéndum acordado», según Pascal. A su juicio, el soberanismo ha hecho demasiadas concesiones a la CUP en los últimos tiempos. «Creo en el aprovechamiento del autogobierno y en la necesidad de ser útiles a la sociedad», aseguró Pascal, que reivindica a la antigua Convergència y el papel que desempeñaba en Madrid. Un rol que JxCat ha renunciado a jugar dado que la consigna con la que acuden los dirigentes posconvergentes es la de obstaculizar la gobernabilidad española.

La crisis moderada

Las encuestas no son favorables para JxCat. Según el último sondeo del CEO, podría perder entre uno y tres de sus ocho escaños en el Congreso, y quedaría muy lejos de Esquerra (14-15). Las crisis en el espacio soberanista de centroderecha es evidente. Primero fue por el nacimiento de la Crida, más tarde por las listas electorales y ahora por la amenaza de escisión.

Puigdemont cargó este domingo en un mitin celebrado en Girona, en el que intervino por videoconferencia, contra Pascal y la corriente moderada que lidera. «El catalanismo ha sido siempre factor de modernización y la comodidad no moderniza nada, solo garantiza el conservadurismo», afirmó el expresidente. «JxCat quiere hacerlo diferente porque lo de siempre ya no funciona», aseguró, acusando a Pascal de apostar por el viejo 'peix al cove' pujolista.