La OMS ya considera la adicción por los videojuegos como una enfermedad mental

La adicción a los videojuegos podría llegar a ser diagnosticada como una enfermedad mental. Lo ha reconocido la Organización Mundial de la Salud tras observar casos de menores que han tenido incluso que someterse a rehabilitación. El mando, aparantemente inofensivo, puede suponer un problema para su salud, y es que la adicción por los videojuegos ya está considerada una enfermedad mental. Porque los jovenes, o no tanto, cada vez le dedican más tiempo a estar frente a una pantalla.Los expertos aseguran que las adicciones a las tecnoloías como el uso abusivo de las redes sociales o del teléfono movil son cada vez más frecuentes en los centros psicológicos y en un futuro se estudiará si son o no, un trastorno mental. Por ahora tan sólo lo es esta realidad paralela en la que te sumerges. Una afición que el lobby del videojuego considera sana y por eso se pone en pie de guerra ante esta decisión, dice, carente de evidencias científicas. -Redacción-