Los cinco expertos del nuevo estatus se autogestionarán y sus votos valdrán igual

Hay dos factores en el encargo del Parlamento que podrían ensanchar los consensos: la necesidad de tres votos para lograr mayorías y que el texto no llegará en periodo electoral

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

La ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco ha cedido el protagonismo del trabajo para la redacción de un nuevo estatus político a los cinco expertos designados por cada uno de los partidos, aunque el método que utilizará este grupo de juristas para acordar un texto articulado sigue envuelto en una nebulosa. Lo que dice la encomienda parlamentaria que la ponencia aprobó la semana pasada -con los votos favorables de PNV, EH Bildu y Elkarrekin Podemos, la abstención del PSE y el voto en contra del PP- es que los expertos dispondrán de ocho meses para redactar un texto articulado que, alrededor de junio, volverá al Parlamento para ser tramitado como una proposición de ley. También encarga que la propuesta de los juristas vaya «en congruencia y de conformidad» con las bases aprobadas por la mayoría parlamentaria de PNV y EH Bildu, aunque anima a los expertos a «hallar puntos de conexión» con los votos particulares presentados por Elkarrekin Podemos y PSE. Pero la clave del posible éxito de la encomienda está en lo que los partidos han dejado en el aire: no se otorga a los expertos un voto ponderado en función de la representación del grupo que los propuso, por lo que los cinco votos valdrán lo mismo, y se les concede plena capacidad para autogestionarse.

Aunque aún es pronto para vaticinar el devenir de los trabajos del grupo de expertos -todos los partidos reconocen que los juristas tienen una «labor difícil» por delante-, algunas fuentes ven motivos para confiar en que puedan ser capaces de redactar un texto más inclusivo del que ha salido hasta el momento de la ponencia. Sobre todo, hay dos factores que podrían contribuir a ese ensanchamiento de los consensos. El primero de ellos es que la encomienda del Parlamento ha evitado ponderar el peso de cada experto en relación al número de escaños del partido que lo propuso. Es decir, mientras en la ponencia de autogobierno PNV y EH Bildu suman una mayoría porque sus parlamentarios representan el peso de todo su grupo -lo que permitió a las dos formaciones soberanistas sacar adelante el grueso de las bases pese a contar con el rechazo de Elkarrekin Podemos, PSE y PP-, el grupo de expertos se constituye como un órgano extraparlamentario donde cada jurista tendrá un voto. Para ganar una hipotética votación, será necesario sumar a tres expertos.

Esta aritmética dentro del grupo de expertos tampoco abre la puerta a provocar un vuelco en las bases aprobadas por PNV y EH Bildu, ya que la encomienda deja claro que el texto articulado debe ir «en congruencia» con ellas. Incluso en la petición que se hace a los juristas de aumentar los consensos incluyendo visiones de los votos particulares, los dos grupos abertzales recalcaron que debería hacerse «desde el respeto y salvaguarda de las bases acordadas».

El segundo factor que puede favorecer los acuerdos entre los partidos, una vez que el texto articulado vuelva al Parlamento, es que el encargo oficial de la ponencia a los cinco juristas no se realizará hasta finales de este mes o principios de octubre, y ese será el momento en el que el contador de los ocho meses se pondrá en marcha. Es decir, se encomendará a los expertos que presenten un texto articulado para finales de mayo o primeros de junio, por lo que se salvará el periodo electoral de los comicios forales y municipales de mayo. A partir de entonces, quizá los acercamientos entre partidos sean más sencillos.

Informe de Eusko Ikaskuntza

La próxima reunión de la ponencia de autogobierno se celebrará el día 26 y servirá para que Eusko Ikas-kuntza presente un informe de conclusiones sobre el proceso de participación ciudadana que ha llevado a cabo, a petición del Parlamento, para enriquecer las propuestas del nuevo estatus. La lógica apunta a que será después de recibir este informe cuando la ponencia reunirá a los cinco expertos que deben redactar el texto articulado del nuevo estatus para trasladarles la encomienda de forma oficial y entregarles toda la documentación.

Los cinco expertos designados por los grupos parlamentarios son Mikel Legarda (PNV), Iñigo Urrutia (EH Bildu), Arantxa Elizondo (Elkarrekin Podemos), Alberto López Basaguren (PSE) y Jaime Ignacio del Burgo (PP).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos