El caso de Janet Jumillas, resuelto

Dos meses y medio después, el caso de Janet, resuelto. A falta de los resultados definitivos de la autopsia, todos los indicios apuntan a que el cuerpo encontrado en una zanja de cuatro metros de profundidad, cubierto con una manta sucia, es el suyo. Lo encontraron dos operarios desbrozando una zona que hoy continúa acordonada y en la que la policía científica sigue buscando pruebas que puedan ser cruciales para la investigación. Los agentes escarban entre las hierbas, no dejan rincón sin rastrear. Se trata de un solar abandonado del Prat de Llobregat. Un lugar muy conocido por los dos detenidos relacionados con el crimen. Uno de ellos, Aitor, en prisión provisional. Fue la última persona que vio a Janet. En su casa de Cornellà se encontraron restos de sangre de la víctima. La vivienda estaba, además, muy cerca del lugar en el que se perdió la pista de esta madre, hija y hermana para la que hoy sus allegados piden justicia.-Redacción-