Casado recupera a Arcauz para liderar la lista al Congreso por Gipuzkoa al margen del PP vasco

Iñigo Arcauz, a la izquierda, durante un pleno en el Ayuntamiento de San Sebastián. / LOBO ALTUNA
Iñigo Arcauz, a la izquierda, durante un pleno en el Ayuntamiento de San Sebastián. / LOBO ALTUNA

Génova nombra al exedil donostiarra, afín al líder popular, sin haber consultado previamente a la dirección del partido que preside Sémper

JAVIER ROLDÁN SAN SEBASTIÁN

. Pablo Casado ha recuperado para la política activa al exconcejal del PP donostiarra Iñigo Arcauz, de 40 años, quien después de ser apeado de la lista que lideró Miren Albistur, en el inicio de esta última legislatura, se había mostrado en las últimas fechas crítico en las redes sociales con el devenir del partido en Gipuzkoa que dirige Borja Sémper, actual candidato a la Alcaldía de Donostia.

La elección de Arcauz, licenciado en Derecho y edil en Ijentea entre 2011 y 2015, sorprendió anoche en el seno del partido en Euskadi por cuanto que su nombramiento se ha hecho al margen de la opinión de la dirección del PP vasco. De hecho, algunos dirigentes de esta formación habían sondeado posibles candidatos ante la posibilidad de que desde Génova les requirieran aspirantes para esas listas.

El método que Casado ha impuesto para proclamar a los candidatos al Congreso se ha materializado sin demandar una propuesta que se formulara en el comité electoral de cada territorio, como se hacía en épocas de anteriores presidentes, como así ocurrió en el mandato de Rajoy. «Lo han hecho todo desde Génova para toda España», afirmaban resignados cuadros del PP vasco. Sin embargo, el nombramiento de Arcauz cayó como un jarro de agua fría por las formas con las que se dieron a conocer, ya que la dirección del partido en Gipuzkoa conoció esta elección a través de la prensa.

Perfil tradicional

El nuevo candidato, afín a Casado desde que ambos coincidieron en Nuevas Generaciones, mostró recientemente en redes su satisfacción por la llegada a Génova del nuevo presidente y reivindicó la esencia del PP de la época de Jaime Mayor y de San Gil, esta última abiertamente defensora de las políticas del nuevo líder popular. Arcauz, casado y padre tres hijos, es un defensor de las esencias más tradicionales de la formación conservadora. Precisamente, en estos medios digitales defendió esas tesis y fue crítico con unas opiniones de Sémper relacionadas con Vox y EH Bildu.

Arcauz, que inició su carrera política como concejal de Elgoibar en 1999 y la continuó como juntero (2007-2011), afronta la difícil empresa de recuperar para el partido un escaño con el que el PP no cuenta desde 2015, año en el que José Eugenio Azpíroz, un histórico del partido en Gipuzkoa abandonó la Carrera de San Jerónimo.

Al margen de la novedad del candidato donostiarra, Casado ha sorprendido al situar como número uno de Bizkaia a la secretaria general de Nuevas Generaciones del País Vasco, Beatriz Álvarez Fanjul, de 27 años, y dejar en la cuneta al histórico Leopoldo Barreda, que en último congreso del partido se alineó con Soraya Sáenz de Santamaría, como la inmensa mayoría de los cuadros del PP vasco. La terna de candidatos vascos la completa el vicesecretario de Organización, Javier Maroto, uno de los pocos dirigentes que conocía de antemano que repetiría en la lista de Álava.

Por su parte, la getxotarra Bea Fanjul se dio a conocer el año pasado con un discurso en el que elogiaba al asesinado Gregorio Ordóñez, del que dijo: «Políticos como él no quedan. Ni en el País Vasco ni en España. Políticos sin miedo a nada, sin complejos». En la época de Ordóñez, en el PP «teníamos un mensaje claro», agregó.