La campaña se reduce una semana, del 1 al 8 de noviembre

Los comicios del 10-N estrenarán la última modificación de la ley electoral, que contempla la reducción a una semana la campaña en caso de que se repitan las generales. De esta manera, los candidatos a presidir el Gobierno central tendrán de margen para intentar convencer a la ciudadanía del 1 al 8 de noviembre. Además, la asignación de los partidos para sus campañas se reducirá en un 30%, y el coste de las elecciones alcanzará los 140 millones de euros. Ahí encajaría toda la logística, entre papeletas, urnas, los efectivos de seguridad, pagos a los vocales, el servicio informático... etc. Cada partido, en todo caso, tendrá de plazo máximo entre el 2 y el 7 de octubre para designar los candidatos.