EH Bildu reconoce su «error» y retira la iniciativa para vetar a PP, Cs y Vox en Euskadi

Maddalen Iriarte interviene en el pleno de política general el pasado viernes ante la bancada de EH Bildu. /I.AIZPURU
Maddalen Iriarte interviene en el pleno de política general el pasado viernes ante la bancada de EH Bildu. / I.AIZPURU

La coalición soberanista asegura que su proposición ha sido malinterpretada y se ha sacado de contexto

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL

EH Bildu ha anunciado este lunes que ha retirado la iniciativa que presentó el pasado viernes en la que proponía que el Parlamento Vasco instara a los partidos «de ámbito español» que en la próxima campaña de las elecciones generales «no tensionen la convivencia y no usen Euskal Herria para sacar votos en España». La coalición soberanista ha asegurado en un comunicado que, de esta forma, trata de subsanar un «error» por la «falta de claridad» de su iniciativa que, a su juicio, se ha malinterpretado y sacado de contexto.

En su proposición no de ley, la coalición soberanista planteaba que el Parlamento, «desde el respeto a la libertad de expresión de la ciudadanía, asociaciones y partidos políticos», reclame «a partidos de ámbito español cuya implantación en Euskal Herria es prácticamente nula que renuncien a utilizar este país para la obtención de votos en el resto del Estado» y que «no tensionen la convivencia provocando altercados y situaciones violentas que todos rechazamos». Este texto fue criticado por el resto de partidos vascos e interpretado por algunas formaciones como un intento de vetar la presencia de PP, Ciudadanos y Vox en Euskadi durante la próxima campaña.

En un comunicado, EH Bildu ha informado de la retirada de esta iniciativa «cuyo contenido se ha obviado, cuando no manipulado, por aquellos sectores políticos y mediáticos que comparten una estrategia de crispación y enfrentamiento que la inmensa mayoría de la sociedad vasca rechaza», señala. «Nuestro objetivo nunca ha sido poner en entredicho el derecho a la participación política en nuestro pueblo», explica, sino que la «discusión quería ser y es otra: la instrumentalización de la provocación para buscar réditos electorales, como ocurrió en la campaña electoral del 28 de abril» en municipios como Errenteria, durante actos de Ciudadanos.

La coalición soberanista ha reconocido que el contexto electoral no es el mejor para que se pueda debatir «con serenidad y sin condicionamientos externos la verdadera naturaleza» de su propuesta, y ha concluido que el contexto elegido para presentar la iniciativa y su «falta de claridad» han sido un «error» que debían subsanar.

«En cualquier caso, las elecciones del 10-N son el marco en el que, desde el respeto a la libertad de expresión y de organización política de todos, se deben derrotar las tesis e ideas autoritarias y recentralizadoras que representan el 'trifachito' y sus terminales mediáticas», ha señalado EH Bildu.