Otegi acusa a Urkullu de alinearse con la patronal y «dar la espalda a la sociedad»

Arnaldo Otegi, en la rueda de prensa de este jueves en San Sebastián. /EFE
Arnaldo Otegi, en la rueda de prensa de este jueves en San Sebastián. / EFE

EH Bildu llevará al Parlamento Vasco las propuestas sobre pensiones mínimas para tratar de sacarlas adelante

Jorge Sainz
JORGE SAINZ

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha acusado este jueves por la tarde al lehendakari, Iñigo Urkullu, de «dar la espalda» a la sociedad vasca y de «decir amén a la patronal» al dar un «portazo» a la negociación de los presupuestos vascos con la formación abertzale.

La entente soberanista ha replicado a las críticas del Gobierno Vasco y el PNV devolviéndoles la pelota y acusándoles de haber frustrado un acuerdo presupuestario por no destinar «20 millones» a las pensiones mínimas, de un presupuesto total de más de once mil millones. Arnaldo Otegi ha llegado incluso a decir que el PNV debe explicar «por qué no se pueden destinar 20 millones» a complementar las pensiones más bajas y «por qué firman contratos públicos con Florentino Pérez, entre otros, y no admiten una cláusula social que garantice un sueldo mínimo de 1.200 euros», mientras permiten que «gallegos, portugueses y rumanos trabajen aquí como esclavos por 700 euros» en obras públicas.

Arnaldo Otegi ha comparecido en la sede de la coalición en San Sebastián acompañado de las parlamentarias que han llevado el peso de la negociación, Maddalen Iriarte y Nerea Kortajarena, experta en materia económica. El líder independentista ha criticado al PNV por «embarrar el terreno» después de haber frustrado con «un ultimátum y un portazo» una «oportunidad» de acuerdo con EH Bildu, que ha logrado, ha dicho, dirigir el debate presupuestario hacia «las necesidades de la gente».

Arnaldo Otegi ha considerado que el Gobierno Vasco ha sentido «vértigo» y, a última hora, ha atendido a lo que «Cebek dijo claramente que había que hacer», en alusión a las palabras del presidente de la patronal vizcaína, Iñaki Garcinuño, quien afirmó que «no pasaba nada» por prorrogar los actuales presupuestos, ya que «no están nada mal». Tras negar que haya habido divergencias internas en EH Bildu, como ha deslizado la dirección jeltzale, el líder de EH Bildu ha recordado que al lehendakari «no le gusta mucho» alcanzar acuerdos con la izquierda abertzale.

Tras el frustrado pacto, EH Bildu ha anunciado que mantendrá sus propuestas (entre ellas la de las 858 euros de pensión mínima y la de individualizar el derecho a la percepción del complemente de pensiones por RGI) al Parlamento Vasco para intentar sacarlas adelante en el Parlamento Vasco a través de iniciativas parlamentarias y forzar al resto de grupos a retratarse.

Los representantes abertzales han indicado que han mantenido una negociación «honesta» y han «cedido muchísimo» en sus propuestas, además de mostrar buena voluntad al no plantear una enmienda a la totalidad. Maddalen Iriarte ha opinado que EH Bildu ha sido flexible al rebajar sus pretensiones iniciales planteadas en su propuesta inicial por valor de 420 millones de euros, y al tratar de aunar medidas de fomento del empleo con las planteadas por el Gobierno Vasco. Pero ha explicado que la coalición «no se ha bajado» de su propuesta de complementar las pensiones más bajas hasta los 858 euros mensuales en 2019 y no en 2021, como figuraba en la última propuesta del ejecutivo autonómico, porque esa cantidad está establecida por ley y supone un primer paso para «caminar hacia los 1.080 euros».

Más noticias

 

Fotos

Vídeos