PNV y EH Bildu denuncian en Juntas que la Constitución tiene «una base antidemocrática»

Representantes en las Juntas este miércoles. /MIKEL FRAILE
Representantes en las Juntas este miércoles. / MIKEL FRAILE

El documento aprobado por los dos partidos señala que la Carta Magna sostiene «la unidad desde la imposición», una circunstancia que bajo su punto de vista no fue «consecuencia de la libre adhesión de los pueblos»

Iraitz Vázquez
IRAITZ VÁZQUEZ

Las Juntas Generales de Gipuzkoa han aprobado este miércoles una enmienda transaccional presentada por EH Bildu y PNV, y el apoyo parcial de Elkarrekin Podemos, en la que se denuncia que la Constitución española de 1978 sostiene «la unidad desde la imposición» por lo que supone «construir el Estado español desde una base antidemocrática e históricamente falsa», ya que según reza el documento en su segundo punto «dicha unidad no fue, ni es, consecuencia de la libre adhesión y voluntad de los Pueblos».

El portavoz de EH Bildu ha recordó durante su intervención que la Constitución que cumple cuarenta años fue «una imposición con bases antidemocráticas». Mientras que María Eugenia Arrizabalaga, del PNV, quiso responder al delegado del Gobierno en Euskadi, Jesús Loza, quien esta semana ha criticado a los jeltzales, por apoyar un texto similar en el Parlamento Vasco y recordó que en referéndum de 1978 se aprobó la Constitución con un 80% de los votos favorables en el conjunto del Estado y con un 70% en Euskadi. Arrizabalaga matizó, por tanto, que solo el 30% del censo votó a favor de la Carta Magna en unas votaciones en las que hubo «una participación del 41%», apostilló.

El documento aprobado, que consta de seis puntos, también señala que cualquier «reforma constitucional o proceso constituyente ha de dar respuesta a los retos actuales de blindar los derechos sociales, garantizar libertades y articular el carácter plurinacional y plurilingüe de estado en una clave federal y/o confederal». Un punto el que Elkarrekin Podemos también han dado su aprobación, mientras que el PSE-EE y el PP han votado en contra.

En el debate de esta mañana también se han referido a la Monarquía. Así, el quinto punto, la que también se ha sumado Elkarrekin Podemos sostiene que la Juntas consideran que «es un anacronismo histórico y democrático, además de ser una institución ajena a Euskal Herria». A lo que el portavoz morado, Imanol Gude, también añadió que es «ajena a todos los pueblos en el siglo XXI». Mientras que el texto continúa señalando que «la lógica democrática ordena que la ciudadanía ejerza periódicamente su facultad de elegir todas las instancias que les representen».

Tanto el PSE-EE como el PP han mostrado su rechazo frontal al documento presentado por PNV y EH Bildu. Tanto es así que el portavoz popular, Juan Carlos Cano, ha puesto en valor la necesidad de la Constitución porque «a partir del 78 ha nacido una España nueva, una España de la concordia, ese es su gran mérito». Mientras que el representante de los socialistas, Julio Astudillo, ha recordado que Euskadi tiene este nivel «de autogobierno porque viene de la fuente de la Constitución», aunque no cerró la puerta a una reforma de la Carta Magan, siempre y cuando «manteniendo su esencia».

 

Fotos

Vídeos