EH Bildu ostenta 44 alcaldías en Gipuzkoa, por las 26 de PNV y PSE

M. V.SAN SEBASTIÁN.

A pesar de que el acuerdo global alcanzado esta semana entre PNV y PSE les ha asegurado la alcaldía de los municipios más poblados de Gipuzkoa (a excepción de Errenteria), en el mapa del territorio sigue imperando el color verde claro que representa a EH Bildu. La coalición soberanista gobernará en 44 municipios -la mitad de los 88 que tiene Gipuzkoa-, mientras que la suma de PNV y PSE se queda en 26 ayuntamientos: 18 para los jeltzales y 8 para los socialistas. Además, 19 municipios pequeños estarán liderados por agrupaciones locales, algunas de las cuales tienen un vínculo directo con las dos formaciones abertzales.

EH Bildu estará al frente de localidades como Errenteria (Aizpea Otaegi), Azpeitia (Nagore Alkorta), Hernani (Xabier Ler-txundi), Elgeta (Iraitz Lazkano), Astigarraga (Xabier Urdangarin), Ordizia (Adur Ezenarro) y Orio (Anuska Esnal).

Por parte del PNV, Olatz Peón continuará gobernando el Ayuntamiento de Tolosa, al igual que Xabier Sagarzazu en el de Hondarribia, Ane Beitia en Elgoibar, Koldobike Olabide en Legazpi, Mikel Pagola en Urnieta, Javier Zubizarreta en Azkoitia, Aitor Aldasoro en Beasain, Xabier Txurruka en Zarautz y María Ubarretxena en Arrasate.

Los socialistas, además de en Andoain, Pasaia, Irun y Eibar, gobernarán también en Zumarraga y Lasarte-Oria, donde Mikel Serrano y Jesús Zaballos, fuerzas más votadas en los pasados comicios, seguirán como alcaldes una legislatura más. Además, el PSE ostentará también las alcaldías de Berrobi y Larraul, donde los socialistas fueron los únicos que se presentaron y se quedaron con todos los concejales.

EH Bildu había sido la fuerza más votada en 49 municipios guipuzcoanos la noche del 26-M, en 40 de ellos con mayoría absoluta, aunque finalmente se ha tenido que conformar con 44 alcaldías porque el pacto de PNV y PSE les ha dejado sin cinco ayuntamientos donde habían ganado: Andoain, Pasaia, Lezo, Mendaro y Soraluze.