Las bajas temperaturas hacen más dura si cabe la vida de las personas sin hogar

Ellos son los más vulnerables frente al frío, los que no tienen un techo, ni un edredón bajo el que dormir. Sólo en Valencia, unas 400 personas han pasado la noche a la intemperie. La UCO y a la Cruz Roja no han querido dejarlos solos y  han salido a la calle a repartir abrigo y comida caliente. Las muestras de agradecimiento emocionan a los sintecho, porque a veces una conversación da más cobijo que una manta. Ayuda para que las noches sean menos duras con compañía.