Azpiazu se da una semana más antes de reunirse con EH Bildu y Podemos para negociar las Cuentas

Los consejeros del Gobierno Vasco finalizan sus comparecencias sobre los Presupuestos en el Parlamento sin acercar posturas con la oposición

Miguel Villameriel
MIGUEL VILLAMERIEL SAN SEBASTIÁN.

El Gobierno Vasco ha decidido dar una semana más de plazo a los grupos de la oposición en el Parlamento antes de afrontar la recta final de la negociación de los Presupuestos de 2019. En estos momentos, las distancias del Ejecutivo de Iñigo Urkullu con EH Bildu, Elkarrekin Podemos y el PP imposibilitan un acuerdo para que alguna de estas formaciones facilite las Cuentas, por lo que el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha optado por no forzar la máquina y ha pospuesto una semana las reuniones con los grupos. Concretamente, Azpiazu mantendrá dos encuentros el próximo viernes: a las 10.00 horas recibirá en Lakua a EH Bildu y, dos horas después, a las 12.00, se reunirá con Elkarrekin Podemos. El Departamento de Hacienda también ha trasladado una invitación para reunirse al PP, pero ayer ambas partes todavía no habían cerrado una fecha. Los populares, en cualquier caso, se han autoexcluido de la negociación presupuestaria si el PNV no rompe antes su pacto sobre las bases del nuevo estatus con EH Bildu.

Los consejeros del Gobierno de coalición de PNV y PSE concluyeron ayer sus comparecencias en el Parlamento para explicar los presupuestos de cada uno de sus departamentos. Las últimas tres jornadas de comparecencias no han permitido a los consejeros acercar posturas con la oposición, cuyos grupos siguen mostrándose críticos con el proyecto de Presupuestos.

Las reuniones que el consejero de Hacienda mantendrá el próximo viernes con EH Bildu y Elkarrekin Podemos se presentan, por tanto, claves para que el Ejecutivo pueda garantizarse la aprobación de los Presupuestos y alejar el fantasma de la prórroga presupuestaria. El principal escollo está en que Azpiazu considera que las dos coaliciones de izquierdas deben reformular sus propuestas iniciales para que sea posible un acuerdo, ya que las ofertas de EH Bildu y Elkarrekin Podemos «superan los marcos económico y competencial» en los que se mueve el Gobierno Vasco, según aseguró el propio Azpiazu el pasado martes en su comparecencia en la comisión parlamentaria.

EH Bildu ha ofrecido al Ejecutivo de Urkullu dos abstenciones para aprobar los Presupuestos si accede a aumentar el gasto en 420 millones, de los cuales 350 irían destinados a complementar las pensiones más bajas. Elkarrekin Podemos, por su parte, presentó una propuesta de quince puntos que el Gobierno Vasco cifró en un incremento de 1.500 millones, por lo que la calificó de «inviable» si no se reformula.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos