Las aspiraciones soberanistas sufren un frenazo en Euskadi

Consulta de Gure Esku Dago./Gráfico
Consulta de Gure Esku Dago.

Bajan los ciudadanos que reclaman un referéndum sobre el derecho a decidir, mientras los partidarios de la independencia se estancan en el 17%, según el barómetro social de la Universidad de Deusto

OCTAVIO IGEAVitoria

El número de vascos que reclama la celebración de un referéndum de autodeterminación baja. A finales del pasado verano abogaba por su convocatoria el 50% y la cifra ronda ahora el 42%. De hecho, los ciudadanos preferirían que se organizaran plebiscitos sobre «problemas cotidianos de los municipios en los que residen» y materias económicas. Es una de las principales conclusiones del barómetro social de la Universidad de Deusto, que esta mañana ha presentado los resultados de su primera encuesta de 2017.

La oleada de verano, realizada la primera quincena de junio mediante entrevistas online a 1.006 personas, subraya el frenazo de las aspiraciones soberanistas al constatar que la independencia es la tercera opción de los encuestados al ser preguntados por su modelo territorial preferido. Lo apoyan el 17% de los consultados -el mismo porcentaje que en el sondeo difundido el pasado diciembre-, por detrás de la mejora del autogobierno (38%) y mantener el actual nivel de autonomía (29%).

Situación política «regular»

El barómetro de la Universidad de Deusto refleja que exactamente la mitad de los encuestados consideran que la situación política en Euskadi es «regular» –el 34% dicen que es «buena» o muy buena»– y hasta ocho de cada diez aseguran que no tienen expectativas de que la situación vaya a mejorar durante el próximo año. Con ese marco, hay igualdad entre quienes aplauden el pacto presupuestario del Gobierno vasco con el PP (36%) y quienes lo rechazan (37%), un equilibrio que no se repite en la negociación cerrada por el PNV en Madrid con el Gobierno central para sacar adelante sus Cuentas. Un 48% de los consultados lo rechazan. Casi el mismo rechazo genera el proceso de desconexión puesto en marcha por la Generalitat para la independencia de Cataluña: Le parece «mal» o «muy mal» al 48% de los cuestionados.

Desarme de ETA

El desarme de ETA también es un aspecto fundamental de la macroencuesta, que ha pedido a los participantes que citen las condiciones necesarias para que el proceso de paz avance a partir de ahora. La autodisolución de la banda es la respuesta más repetida (el 52% de los consultados) por delante del acercamiento de los presos a las cárceles vascas (45%) y el reconocimiento del daño causado por parte de los reclusos (44%). La colaboración de los acusados con la Justicia para esclarecer los atentados cuya autoría no ha sido determinada (33%) y la consecución de un marco ético que facilite la convivencia (27%).

Una convivencia a la que, según el barómetro de Deusto, aún le queda un importante camino hacia la normalización. Basten dos ejemplos: el número de personas que deslegitiman el uso de la violencia para alcanzar fines políticos ha descendido del 88% que registraba la encuesta en 2013 al 81% actual.

Además, el 48% de los encuestados asegura no sentirse aún libre para expresar sus ideas políticas en cualquier situación o entorno. Por ejemplo, el sentimiento de identidad territorial. El 37% de los consultados se siente «tan español como vasco», un porcentaje mayor que quienes solo se sienten «más vascos» o «únicamente vascos».