Arcauz reconoce que los socialistas «sufrieron» con ETA y que quizás Casado no estuvo afortunado

Arcauz reconoce que los socialistas «sufrieron» con ETA y que quizás Casado no estuvo afortunado

El candidato del PP en Gipuzkoa sí denuncia que «al PSE se le vea tan cómodo con EH Bildu» pese a que no condenen a la banda

Jorge Sainz
JORGE SAINZ

El candidato del PP al Congreso por Gipuzkoa, Iñigo Arcauz, ha reconocido este martes que «no pongo en duda el sufrimiento de los socialistas por el terrorismo de ETA», y ha admitido que quizás las palabras de su líder, Pablo Casado, acusando a Sánchez de preferir aliados «manchados de sangre» pueden ser «un poco desafortunadas».

Arcauz precisó que lo que Casado quiere denunciar es que pese a haber soportado con el PP la amenaza de ETA, «al PSE-EE se le ve ahora cómodo con EH Bildu, y eso a mí también me llama la atención». El aspirante popular, en un desayuno informativo en San Sebastián, ha contextualizado lo dicho por Casado en la refriega de las campañas, en las que uno quiere ser «contundente», pero ha recordado que él mismo, como juntero en Gipuzkoa, concejal en Arrasate o edil en Donostia, padeció la amenaza de ETA junto a los socialistas. «Hemos llorado juntos», ha señalado Arcauz.

Por ello, el cabeza de cartel guipuzcoano no entiende que el partido de Pedro Sánchez «se eche en brazos de Arnaldo Otegi, que sigue siendo el mismo de siempre y sin condenar los atentados». Arcauz, candidato 'casadista' y amigo del aspirante del PP a La Moncloa, ha ido incluso más allá y ha diferenciado dentro de EH Bildu lo que es Sortu o la izquierda abertzale, de lo que son EA o Alternatiba (escisión de Ezker Batua), que «siempre condenaron» los atentados. Arcauz, acompañado por la portavoz adjunta del PP en el Senado, la burgalesa Cristina Ayala, ha expuesto sus cinco ejes para la campaña en Gipuzkoa: la defensa de la Constitución y la unidad de España, «un relato justo y real de lo que ha supuesto el terrorismo», políticas de fomento de la familia, un «gobierno estable» para favocer la economía en el territorio, y apoyo a infraestructuras como el TAV, el aeropuerto, el puerto de Pasaia, la nueva cárcel de Zubieta o el canal bajo del Añarbe. Además ha arremetido contra el PNV y ha señalado que ha dejado de ser «un partido de fiar», porque «traicionaron su palabra de vasco» al apoyar la moción de censura contra Mariano Rajoy. Arcauz y Ayala realizan hoy una visita por San Sebastián y por Irun.