El PNV alerta a Sánchez del «alto riesgo» que supone una repetición electoral

Jokin Bildarratz, en una imagen de archivo./Arzimendi
Jokin Bildarratz, en una imagen de archivo. / Arzimendi

Bildarratz teme que el bloque de la derecha tenga «algún tipo de acuerdo» para sumar mayoría en el caso de que se convoquen nuevos comicios

Ainhoa Muñoz
AINHOA MUÑOZ

El PNV lo ha repetido por activa y por pasiva, y su rechazo a una repetición de las elecciones generales se hace patente en cada intervención de cualquier dirigente jeltzale. El senador del PNV Jokin Bildarratz ha vuelto a insistir este lunes en la «operación de alto riesgo» que supondría someter a la sociedad a una repetición de los comicios. Un escenario que sigue planeando bajo la sombra de una negociación PSOE-Podemos para intentar alcanzar un acuerdo y que, sin embargo, Pedro Sánchez ha dado este lunes por rotas.

En la formación que dirige Andoni Ortuzar -que podría ser necesaria para sostener a Pedro Sánchez en la Moncloa- sigue imperando el convencimiento de que es necesario llegar a un consenso para sumar una mayoría suficiente en la investidura del líder socialista. Más aún, según Bildarratz, porque una nueva cita con las urnas podría dar más músculo al bloque de la derecha que representan PP, Ciudadanos y Vox. «Van a segar toda la hierba que haya debajo de los pies de cualquiera», ha avisado.

El dirigente jeltzale, en una entrevista en Onda Vasca, ha recordado que en las elecciones del 28 de abril, las tres formaciones sumaron más papeletas que la izquierda: «No vaya a ser que dentro de la derecha haya algún tipo de acuerdo de cara a la repetición de elecciones mientras que en el ámbito de la izquierda incluso haya alguna fragmentación, por ejemplo, con el sector de (Íñigo) Errejón...», ha deslizado.

El senador del PNV, que ha calificado de «verdaderamente penosa» la situación de bloqueo en Madrid, ha insistido en que, de cara al 28-A el PP ofertó a Ciudadanos ir en coalición al Senado y así «poder garantizar la mayoría absoluta de la derecha» en la Cámara alta. «No quiero decir que sea lo que vayan a desarrollar -ha justificado Bildarratz-, pero lo que sí pongo encima de la mesa es que si ha habido más votos del bloque de la derecha que el de la izquierda, cuidado, porque al final este tipo de cuestiones sabemos cómo empiezan, pero no cómo terminan. No vaya a ser que todos nos llevemos un disgusto». «A Podemos no le viene bien que se repitan las elecciones, pero tampoco al PSOE», ha recalcado.

Bildarratz ha reconocido que el escenario actual invita a pensar que habrá un choque de trenes, por eso, ha pedido a Sánchez que esta misma semana (la semana próxima ya arranca el debate de su investidura) haga «algún movimiento importante». «Suya es la responsabilidad. Él es el que tiene que liderar un futuro Gobierno. Es el que más responsabilidades tiene para poder llevar este proyecto adelante y se está viendo incapaz», ha censurado.

El senador peneuvista, además, ha puesto en valor los acuerdos de coalición PNV-PSE que se dan en Euskadi para reivindicar la cultura de pactos entre distintas formaciones. «La fragmentación política ha llegado para quedarse. Se tienen que buscar fórmulas de colaboración», ha alertado de forma velada a PSOE y Podemos.

Desde el PNV insisten en que su mano está tenida y que están dispuestos a ceder su apoyo, siempre y cuando -como ha vuelto a insistir Bildarratz este lunes- se respete lo que los jeltzales denominan como 'agenda vasca'. Es decir, completar las transferencia pendientes que contempla en Estatuto de Gernika. «Queremos seguir desarrollando el calendario de las transferencias», ha dicho Bildarratz, quien ha recordado al presidente del Gobierno en funciones que deberá hablar con el resto de fuerzas políticas para ir sumando esa mayoría suficiente que le dé oxígeno en el Congreso. Y eso incluye a los partidos nacionalistas. «Si (Sánchez) quiere la colaboración de los nacionalistas, va a tener que aceptar la realidad», ha dicho en referencia a Euskadi y Cataluña. En este sentido, Bildarratz le ha recordado al líder del PSOE que la necesidad de amarrar 176 escaños para alcanzar la mayoría es la misma que necesitó para echar a Mariano Rajoy de la presidencia del Gobierno. «La necesidad es la misma y necesita la colaboración de otros partidos».