De los afectuosos saludos del PNV y EH Bildu a los presos del 'procés' al «tenemos que hablar» de Junqueras y Sánchez

El portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, saluda al diputado juzgado en la causa del 1-O Josep Rull. / EFE

La entrada de los representantes independentistas ha sido recibida con aplausos de los suyos, pero también por parte de los diputados jeltzales y de la coalición soberanista | Junqueras y Sánchez han mantenido una breve charla en el hemiciclo

DAVID GUADILLA

La sesión de constitución de las Cortes ha arrancado con algunos gestos simbólicos. Con todos los focos puestos en los cuatro presos del 'procés' presentes en el Congreso, Oriol Junquera, Josep Rull, Jordi Turull y Jordi Sànchez han sido saludados de forma afectuosa por los representantes del PNV y EH Bildu.

La entrada de los dirigentes soberanistas ha sido recibida con aplausos de los suyos, ERC y JxCat, pero también por parte de los diputados jeltzales y de la coalición soberanista, estos últimos puestos en pie. Ha sido a la hora de arrancar las votaciones para elegir a la Mesa del Congreso cuando esa sintonía ha sido más palpable.

El diputado por Gipuzkoa del PNV Joseba Agirretxea ha aprovechado para acercarse hasta la bancada donde estaban los tres miembros de JxCat. Se ha dado un efusivo abrazo con Turull. El exdirigente convergente ha devuelto el gesto y se ha acercado a donde estaba Aitor Esteban. Ambos han charlado durante varios minutos.

Lo mismo se ha repetido con Jordi Sànchez. También Mertxe Aizpurua y Jon Iñarritu se han acercado a saludar a los presos del 'procés'. Poco antes de las once de la mañana, los cuatro abandonaban el hemiciclo. Turrul lanzaba su último saludo. A Juan Carlos Girauta, de Ciudadanos.

Saludo de Junqueras a Sánchez

Por otra parte, el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el líder de ERC, Oriol Junqueras, han protagonizado una breve charla este martes en el hemiciclo del Congreso de los Diputados, donde han coincidido en un par de ocasiones debido a que los diputados se levantan del escaño para votar en una urna colocada en la tribuna a los miembros de la Mesa.

«¿Cómo estás?», le ha preguntado Sánchez a Junqueras en la segunda ocasión en que el diputado en prisión preventiva por su papel en la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña ha pasado por su lado. «Tenemos que hablar», le ha contestado Junqueras, según han confirmado testigos presenciales de esa conversación, que no ha tenido más desarrollo.

Este breve intercambio de palabras ha tenido lugar cuando Junqueras, acompañado del diputado de ERC Gabriel Rufián, se han levantado de su asiento para felicitar a la nueva presidenta del Congreso, Mertixell Batet, tras salir elegida en segunda votación.

Frío primer saludo

Antes de este momento, ya se había producido un primer saludo entre el líder de ERC y Sánchez, a iniciativa de Junqueras cuando éste regresaba precisamente de depositar su voto en la elección del presidente de la Cámara Baja. Ese primer contacto consistió en un frío apretón de manos sin que mediara conversación entre ellos.

Junqueras, no obstante, sí permaneció unos segundos frente al escaño ocupado por el presidente hablando con los ministros de Exteriores, Josep Borrell, y Justicia, Dolores Delgado, sentados a continuación de Sánchez y de la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo. A esta conversación se ha unido posteriormente el también diputado electo y en prisión preventiva Jordi Turull. También el diputado preso Jordi Sànchez se ha acercado a saludar al jefe del Ejecutivo en funciones.

Debido a que los diputados son llamados a votar por orden alfabético, Sánchez ha depositado sus votos justo delante o inmediatamente detrás de Sànchez y Turull, pero no ha llegado a mediar palabra con ellos. Junqueras ha tenido oportunidad de conversar de modo más distendido dentro del hemiciclo con otros miembros del Gobierno, como con la ministra de Educación, Isabel Celaá, y la titular de Empleo, Magdalena Valerio.

Los cuatros presos del 'procés' elegidos diputados en los comicios del 28 de abril, así como el senador Raül Romeva, tienen permiso del Tribunal Supremo para participar este martes en la sesión constitutiva del Congreso y del Senado. En cuanto finalice deberán regresar a la cárcel de Soto del Real, donde permanecen en prisión preventiva. El Supremo ha dejado en manos de las Cámaras la decisión sobre suspenderles de sus derechos y funciones como diputados como consecuencia de su situación procesal.