ETA admite 40 años después dos atentados en Madrid y Tolosa con 16 asesinados

Atentado en la cafetería Rolando, en la calle del Correo de Madrid, en septiembre de 1974. / EFE
Atentado en la cafetería Rolando, en la calle del Correo de Madrid, en septiembre de 1974. / EFE

AVT y Covite califican de «ofensivo e inaceptable» el «intento de justificación» de la banda ya disuelta, que además olvida a un centenar de víctimas

A. González Egaña
A. GONZÁLEZ EGAÑA SAN SEBASTIÁN.

El último Zutabe de ETA, fechado el pasado abril, un mes antes de que la banda armada anunciara su disolución, pone números a 50 años de terrorismo, pero no reconoce a casi un centenar de víctimas mortales. Admite 758 de los 853 asesinatos que completan los listados oficiales elaborados por los diferentes gobiernos y que contabilizan también las asociaciones de víctimas. El boletín de la organización terrorista ya desaparecida reconoce, 44 y 39 años después, dos atentados que nunca reivindicó: la explosión en la cafetería Rolando de la calle del Correo de Madrid, en 1974, en la que murieron 13 personas y otras 70 resultaron heridas; y el asesinato el 24 de junio de 1981, en Tolosa, de Iñaki Ibargutxi y los hermanos Pedro y Juan Manuel Martínez Castaños, tres jóvenes vizcaínos, «al confundirles con policías» cuando eran realmente tres viajantes que se dedicaban a la venta de cursos de aprendizaje de euskera. Estas dieciséis víctimas mortales, al igual que los heridos, siempre fueron consideradas víctimas de ETA, según lo recordaron ayer los colectivos mayoritarios de damnificados del terrorismo, AVT y Covite.

La banda ya disuelta rechaza además, en el boletín publicado ayer por Gara, la autoría de lo que denomina «falsos atentados» como el incendio del hotel Corona de Aragón en el que murieron 83 muertos en 1979 que, según se afirma en el Zutabe, «le achacan la AVT y Covite». Estas asociaciones aseguran que ese atentado no forma parte, desde hace muchos años, de su listado de atentados de ETA, y apuntan que siempre han considerado Hipercor como la acción terrorista de ETA que causó mayor número de asesinatos. Sobre este caso, asegura ahora el Zutabe, que fue su «mayor error y desgracia del accionar armado de ETA».

Para explicar que a la banda le endosaron acciones cometidas por otras organizaciones, ponen como ejemplo el asesinato de la niña Begoña Urroz en 1961, un caso que según precisan también las asociaciones de víctimas hace años que se aclaró que fue una acción del Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación (DRIL). ETA arguye que hubo otras muertes de las que se le culpó, pero que en realidad fueron fruto de la «guerra sucia». Lo hace también sin citar cuáles y sin posibilidad de comparar o rebatir sus argumentaciones.

ETA asume 2.606 atentados, de los que 365 fueron contra la Guardia Civil con un total de 186 asesinados; 215 contra «cuerpos policiales españoles» en los que murieron 139 agentes; y 147 contra el Ejército, en los que murieron 101 militares, además de «11 funcionarios civiles de la Armada».

«Intento de justificación»

La AVT consideró ayer «ofensivo y doloroso» para las víctimas que ETA haga ahora este «intento de justificación de su historia» y aseguró que «en nada influye» que reconozca dos nuevos atentados porque nunca tuvieron duda de que fueran «obra de la banda terrorista. Covite también aseguró que es «inaceptable» que ETA no reconozca todos los crímenes que cometió «cuando asesinó a 853 personas, hirió a 2.597, extorsionó a unas 10.000 y forzó al exilio a 100.000». Calificó además como «humillación para las víctimas del terrorismo» que su propaganda se difunda unos días antes del Día de la Memoria.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos