El PNV se abstiene pero no se cierra a apoyar a Sánchez el jueves

EFE

El portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, afea al candidato que no se haya «esforzado» por lograr su 'sí' y urge a PSOE y Podemos a llegar a un acuerdo de investidura

Miguel Ángel Mata
MIGUEL ÁNGEL MATA

El PNV se ha abstenido este martes en la primera votación para la investidura de Pedro Sánchez, pero ha dejado la puerta abierta a cambiar el sentido de su voto al 'sí' en la segunda votación del jueves si se produce en estos días un acuerdo de gobierno entre el PSOE y Podemos y los socialistas negocian con los nacionalistas su posición final. El portavoz jeltzale en el Congreso, Aitor Esteban, ha afeado al candidato socialista que «no se ha esforzado mucho por conseguir nuestro apoyo», dado que «no nos ha llamado desde hace dos semanas» (la última reunión se produjo el día 8, ha reiterado), y le ha recordado que las posturas de los partidos en la investidura y la gobernabilidad «no pueden ser un contrato de adhesión», porque lo que «se acuerda con unos no debe rebasar lo comprometido con otros». Hacía referencia a los recelos que tiene el PNV a que algunas de las medidas que plantea Podemos son competencia de las comunidades autónomas y la formación morada aspire a centralizarlas y uniformizarlas en todo el Estado. Por ello, los jeltzales no pueden comprometer un voto afirmativo hasta comprobar que un eventual acuerdo entre socialistas y podemitas no afecta al autogobierno vasco.

Aún y todo, Esteban ha recordado que la posición del PNV es «favorable a la gobernabilidad», y que a su partido «le pesa la responsabilidad institucional», por lo que ha tendido a Sánchez la mano para negociar en las próximas 48 horas una transición hacia el 'sí' en la sesión del jueves. Del mismo modo, se ha mostrado dispuesto a negociar a lo largo de la legislatura. Eso sí, ha aclarado al líder socialista que para contar con el apoyo del PNV «hay que negociar con nosotros. Podemos no habla por nosotros», le ha subrayado.

El portavoz nacionalista ha querido imprimir cierto suspense al momento de anunciar su voto. Ha sido al final de su discurso, cuando tras formular la pregunta de «¿cuál va a ser el voto del PNV?», ha hecho una pausa de varios segundos durante los que ha bebido agua. Más allá de la puesta en escena, Esteban ha elaborado un discurso en el que ha urgido a PSOE y Podemos a alcanzar ya un acuerdo de gobierno que permita una investidura esta semana porque «septiembre puede ser demasiado tarde» y porque las elecciones demostraron que «la ciudadanía no quiere el tripartito de la derecha». «¿Se nos ha olvidado ya la foto de Colón?», ha preguntado a Sánchez e Iglesias, a quienes ha abroncado porque tres meses después de las elecciones «se ha perdido la perspectiva» de lo que sentenciaron las urnas.

En clave programática, Esteban ha enumerado los diversos procesos que el futuro Gobierno debería «culminar»: el traspaso a Euskadi de la gestión del régimen económico de la Seguridad Social (el principal escollo entre nacionalistas y socialistas, ha admitido Sánchez en el turno de réplica); la modificación de la reforma laboral, la ley mordaza o la de secretos oficiales; las fórmulas para la estabilidad del sistema de pensiones; una transición energética acompasada a los ritmos de la industria para no dañar a este sector ni al empleo como ha sucedido con los «anuncios catastrofistas» sobre el diésel; evitar nuevas demoras en la construcción de la Y ferroviaria vasca y en el calendario de transferencias; y la resolución del conflicto territorial, tanto en lo que se refiere a la crisis catalana como a la judicialización de leyes y normativas vascas, como la reciente de las becas.

«¿No busca la investidura?»

A este respecto, ha censurado a Sánchez su posición «sinuosa», tanto a la hora de buscar los apoyos necesarios como en su discurso del lunes. Conociendo la necesidad que tiene de contar con la abstención de ERC, se ha mostrado «sorprendido» por la ausencia de diálogo con los independentistas catalanes, las continuas apelaciones a PP y Ciudadanos para que sean ellos quienes faciliten la investidura, y la «recurrente» alusión a la posibilidad de volver a aplicar en Cataluña el artículo 155 de la Constitución. «O juega al despiste, o es una estrategia de negociación o simplemente no busca su investidura. Es usted desconcertante», le ha espetado.

Esteban no ha dejado pasar la oportunidad de responder al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que el lunes llamó «banda» a todos los potenciales aliados de Sánchez. «Cada vez que le miro yo también veo una banda, pero una banda de mariachis, dando siempre la nota y la serenata desde el escaño», le ha recriminado, desatando las risas del hemiciclo.

Más