Abandona a su perro atándolo a la puerta de la perrera de Oviedo

Es joven, un sharpei de pura raza y ya ha sufrido dos abandonos. El último de sus dueños lo ató a la verja del albergue municipal de animales de Oviedo. La cámara lo cazó tratando de disimular y dejando solo al perro a la puerta del centro. En el albergue lo han bautizado como Josín y aún no dan crédito al cruel método de abandono. El hombre ni siquiera llamó al timbre. Lo descubrieron cuando alguien acudió al centro y lo vio. Josín tiene un carácter estupendo y se relaciona muy bien con personas y animales. "No está aquí por su carácter", asegura la portavoz del albergue. Han localizado por el chip a su primera dueña, que se lo compró a un criador "por unos 800 euros". Al año la mujer lo regaló por internet al individuo que ahora lo ha abandonado, que no tiene vivienda y duerme en albergues municipales. En España se abandonan cada año 130 mil animales domésticos. Las protectoras piden más responsabilidad a las personas que adoptan o compran animales. Y avisan de que sólo pueden acogerlos si hay circunstancias -por ejemplo médicas- que justifican la decisión, no por capricho.