Covite denuncia en Europa el «sesgo ideológico» de EITB

Un informe del colectivo de víctimas defiende que las emisiones del ente público «promueven el odio al diferente»

ELISA LÓPEZ SAN SEBASTIÁN.

Covite ha denunciado el «sesgo racista, ideológico e intolerante» de EITB ante ante la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia con el objetivo de que tome medidas que pongan fin a las emisiones que inculcan «el odio al diferente». El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, que preside Consuelo Ordóñez, hace efectiva una decisión que anunció en marzo, tras la retransmisión del polémico programa de ETB1 'Euskalduna naiz eta zu?', en el que algunos personajes públicos vascos opinaban de forma despectiva sobre España y ridiculizaban a los españoles.

Precisamente a raíz del citado espacio -«la gota que colmó el vaso», a juicio del colectivo-, que desató una tormenta política y una oleada de críticas de tal calibre que incluso el Gobierno Vasco reprobó su contenido, la asociación de víctimas elaboró un detallado informe, no solo sobre el programa en euskera, sino también acerca de su encaje en el código deontológico de la televisión vasca, además de abordar la «politización» del ente público y su futura reforma. Todo con el fin de constatar que «EITB promueve el odio y el desprecio al diferente». Un informe que Covite acaba de presentar ante el citado organismo europeo para que lo analice y tome las medidas necesarias para acabar «con todas y cada una» de las emisiones que «favorecen la radicalización».

Insultos

Fuentes del colectivo recuerdan que los insultos contra los españoles en el polémico programa oscilaban desde «fachas, paletos, chonis, atrasados, catetos e ignorantes», hasta calificativos sobre «el horror de la bandera y apreciaciones en torno a la camiseta de España, que lavarían con lejía». Por ello, denuncian que es «sumamente grave que una cadena pública invierta el dinero de todos los ciudadanos en programas que incitan al odio». Insisten en que «hay frases que en ninguno de los contextos posibles podrían resultar humorísticas».

No obstante, no es solo el citado programa lo que causa la indignación del colectivo, «son otras muchas cosas: ahí está la politización de EITB, las acusaciones de que ha sido una televisión hecha por nacionalistas vascos ha sido una constante desde los inicios de sus emisiones», aseguran. También lamentan que algunos espacios «vulneran los propios principios deontológicos fundacionales de la cadena». En el documento están reflejadas, además, denuncias relevantes sobre el sesgo ideológico. Como una de 2015, cuando la dirección se vio obligada, por las críticas vertidas desde partidos y asociaciones de víctimas del terrorismo, a rectificar por la participación del exparlamentario de HB y exmiembro de ETA Mikel Zubimendi en el espacio 'Debatea'. O como cuando en diciembre del año pasado, un tertuliano de ETB2 rompió en directo una fotografía del rey Felipe II.

Fuentes de Covite quieren hacer hincapié en que sus críticas, tanto a EITB como en concreto al programa 'Euskalduna naiz eta zu?', no las realizan «desde el enfrentamiento entre vascos y españoles», sino porque entienden que dichas emisiones «pueden derivar en odio al diferente y como consecuencia promover la radicalización».